dieta paleo niños

La dieta paleo es una de los regímenes alimenticios al que los seres humanos estamos mejor adaptados. Nuestra genética reacciona muy bien a los estímulos que hemos recibido durante más tiempo. Y durante más de 2.5 millones de años, la dieta Paleo fue nuestra dieta, entonces; ¿Es saludable para nuestros hijos hoy en día? Por supuesto que sí, pero si quieres más detalles acerca de ésta afirmación, entonces sigue leyendo…

Preocupaciones de los padres respecto a la dieta paleo

  • Llevamos cerca de 10.000 años consumiendo cereales y lácteos, ¿No es ese tiempo suficiente para haber evolucionado y que nuestro cuerpo necesite de los mismos para mantenerse nutrido? Sobre todo si los médicos viven recomendando bebidas a base de leche y arroz…

Pues no, no es tiempo suficiente para generar las adaptaciones necesarias, todavía somos sensibles a estos alimentos. De hecho, en vez de hacernos más tolerantes, algunos en su lugar han desarrollado rechazo. Como la alergia al gluten o la intolerancia a la lactosa.

  • ¿El exceso de carnes no será dañino para los niños?

Hay que entender primero que la dieta paleo NO es una dieta hiperproteica. En ésta dieta los macro nutrientes se mantienen en la misma medida que siempre, y puedes ajustarlos según las necesidades de los niños o las tuyas. Carbohidratos, proteínas y grasas, se pueden conseguir sin necesidad de acudir a los cereales o a los lácteos.

  • ¿Si la dieta paleo no permite el consumo de lácteos, a mis hijos les hará falta el calcio?

Es cierto que un solo vaso de leche entera contiene suficiente calcio para satisfacer las necesidades nutricionales de los nichos. No obstante los lácteos no son ni los únicos alimentos que lo contienen, y ni siquiera es la fuente más saludable del mismo. Además si el niño se alimenta en exceso de harinas, azucares, o cereales, crea un entorno alcalino, donde el calcio no puede ser absorbido sino que será expulsado a través de la orina.

Por ello es mejor una dieta rica en vegetales que contienen múltiples minerales y vitaminas, y otros alimentos como legumbres y frutos secos que ayuden al cuerpo a absorberlos.

Dieta paleo de 0 a 18 meses de vida

La lactancia materna exclusiva es la mejor forma de alimentar a tus hijos en sus primeros meses de vida. Si produces suficiente leche, no es necesario darle absolutamente nada mas.

Pero si tienes problemas en éste departamento, o el bebé se niega a mamar, ya sea porque es intolerante o está enfermo. Entonces puedes recurrir a la dieta paleo versión líquida. Zumo de frutas y vegetales sin azúcar, y enseñarle lo antes posible a comer alimentos más sólidos como papillas de verduras o carnes trituradas, el hígado puede ser un gran aliado en ésta etapa.

Evita darle batidos industrializados a base de arroz o cereales. Aun si no quieres seguir la dieta paleo, ya que estos productos son dañinos para salud.

Dieta paleo en los niños a partir de los 2 años

Si desde temprana edad acostumbras a los pequeñines a llevar la dieta paleo, verás que su paladar rechazará las golosinas y bollería sin necesidad de que tú se los prohíbas. Ahora si te has dado cuenta un poco tarde que esos bonitos cereales de colores y casi toda la comida industrializada en el supermercado hace daño a la salud familiar, entonces hay que ponerse creativos para que los niños te sigan la corriente.

Acostumbrarlos en casa a los postres paleo, y la comida sana es vital, pero también es necesario vigilar que en la escuela o con sus amigos no se salgan del carril…

“Si necesitas más consejos para que tus hijos lleven una alimentación sana, o para que toda la familia se una a la dieta paleo. Los invitamos a visitarnos en nuestro centro de adelgazamiento y salud en Madrid. Haz clic aquí para reservar la primera consulta gratuita.

Etiquetas: , ,

Si estás cansado de hacer cada vez más flexiones para ganar fuerza y no tienes tiempo para más repeticiones, entonces has llegado al mejor lugar. Hoy en FitNatura te enseñamos 5 variaciones de flexiones para que tus músculos se esfuercen más y ganen más fuerza reduciendo la cantidad de repeticiones, y lo mejor de todo: NO NECESITAS MÁS PESO.

#1 Flexiones con elevación de rodilla

Esta variación implica concentración, agilidad y fuerza, además te ayuda a reducir la grasa rebelde de los costados abdominales.

Desde la posición inicial de las flexiones tradicionales, abre ligeramente más las piernas. Luego dobla los codos y al mismo tiempo empieza a subir una de tus rodillas hacia el tronco; orientándola un poco hacia el lado pero sin voltear el cuerpo. Mantente abajo unos segundos y luego lentamente vuelve a la posición inicial y repite con la rodilla contraria.

#2 Flexiones con brinco

Las variaciones de flexiones con brinco requieren que seas muy ágil y rápido. Por lo que tus músculos no solamente van a ganar más fuerza sino que mejoraran sus reflejos. Es importante empezar con un leve brinco; ya que las muñecas deben fortalecerse poco a poco para resistir el aterrizaje de tu propio peso.

Empieza posicionando tu cuerpo en plancha. Luego flexiona los codos y prepárate para catapultar tu peso hacia el techo ayudándote con las manos. El movimiento debe ser explosivo y tus brazos deben quedar flotando en el aire, totalmente extendidos. Mientras tus piernas y espalda se mantienen alineados. Cuando la gravedad haga su efecto procura caer primero en las yemas de los dedos y luego el resto de las palmas.

Una vez que te hagas experto con la técnica, puedes incluir un aplauso o más antes de caer.

#3 Flexiones Superman

Las variaciones de flexiones que trabajan tu equilibrio, potencian la capacidad de los músculos para levantar más peso; ya que tienen que adaptarse para evitar las caídas. La más adecuada para éste fin, es la flexión Superman.

Colócate en la posición inicial de una flexión normal. Luego eleva y extiende tu mano al frente, mientras al mismo tiempo elevas la pierna contraria ligeramente hacia arriba. Si eres lo suficientemente fuerte, puedes intentar flexionar el codo de la mano que ha quedado en el suelo. Si no, mantente así un par de segundos y luego cambia las extremidades para repetir el ejercicio.

#4 Flexiones con rotación

Trabaja tu coordinación y dale más trabajo a tus brazos para sostener más peso. Al incluir rotaciones, cada brazo debe aprender a aguantar casi todo el peso por sí solo, a la vez que mantiene el equilibrio.

Empieza haciendo una flexión tradicional, luego al subir rota la cadera hacia un lado y eleva el brazo que queda suelto hacia el techo. Ten cuidado de mantener la alineación espalda/piernas. Los pies deben girar también para evitar lesiones. Luego vuelve a la posición inicial repite la flexión y gira hacia el otro lado.

#5 Flexión con las manos unidas

Al unir las palmas forzamos a nuestro cuerpo a utilizar de manera diferente los grupos musculares de cada brazo. Ayudándote a ganar más fuerza.

Para éstas variaciones de flexiones, debes juntar tus palmas, puños o dedos justo debajo de tu pecho, ni más abajo ni más arriba, o podrías causarte una lesión. Luego flexiona los codos y mantén el equilibrio y la alineación. Evita elevar el trasero.

“Si necesitas más consejos para ganar fuerza o volumen muscular, consulta nuestro planes personalizados, o acude para recibir tu primera consulta gratuita en nuestro centro de musculación y en Madrid, te esperamos.”

Etiquetas: , ,

alimentación según el ciclo menstrual

Los ciclos hormonales en la mujer hacen cambios drásticos en la percepción y utilización de ciertos tipos de alimentos. Si queremos optimizar nuestra alimentación para adelgazar y quemar grasas, una buena idea es tomar en cuenta nuestro periodo. Hoy en FitNatura te enseñamos la adecuada alimentación según el ciclo menstrual para bajar de peso.

Quema de grasa y ganancia muscular en las mujeres

Antes de empezar los consejos en tu alimentación, es importante que sepas un poco acerca de cómo ha evolucionado el cuerpo femenino. Las mujeres estamos programadas para desarrollar la vida de un nuevo ser humano y nutrirlo durante meses. Esto requiere enormes cantidades de energía y por ello somos más propensas a acumular grasa.

Aunque es una cualidad que promueve nuestra supervivencia en épocas de hambruna, hoy en día esas situaciones son poco comunes y tal cualidad no es muy útil. No obstante esto también nos ayuda a degradar menos músculo, de modo tendemos a conservarlo mucho más que los hombres ante cambios en los macros de nuestra dieta.

Alimentación según el ciclo menstrual

Si bien los hombres tienen algunos cambios hormonales durante el día, cuando se trata de periodos prolongados no hay prácticamente ningún cambio significativo. En contraste, las mujeres tenemos picos de ciertas hormonas que cambian por completo nuestros instintos a la hora de alimentarnos.

Fase folicular

Justo al acabarse nuestra menstruación comienza la fase folicular. Lo cual nos hace más sensibles a la insulina, y podemos tolerar mejor los carbohidratos durante éstos días. Aunque eso no quiere decir que te puedes atiborrar de galletas y pan, sino que puedes incluir más tubérculos y granos sin afectar la acumulación de grasas, ya también haces mayor uso de glucógeno durante ésta etapa.

Fase de ovulación

Cuando el óvulo baja al útero, nos encontramos en la etapa más fértil, por lo tanto inconscientemente nos preparamos para la procreación y la interacción sexual, con picos altos de estrógeno. Así se reduce nuestro apetito y podemos aprovechar éstos días para hacer ayunos intermitentes de mayor duración.

Fase Lútea

En ésta etapa se dispara la progesterona, una señal para acumular energía necesaria en la fecundación, aún si ésta no se da. Esto nos aumenta el apetito y nos hace más propensas a los antojos, por lo que estos días son muy problemáticos si estamos a dieta, no obstante nuestro metabolismo se eleva ligeramente ayudándonos a utilizar más la grasa como combustible.

En ésta etapa es recomendable disminuir los carbohidratos, y aumentar el consumo de grasas para satisfacer el apetito. Si los antojos se tornan difíciles de ignorar, opta por snacks de fruta o chocolate negro superior al 75%.

Menstruación

Con el sangrado hay un desplome general de nuestras hormonas, por lo cual sentimos irritabilidad, cansancio y malestar general. Aunado a la perdida de hierro, lo cual hace indispensable aumentar el consumo de vegetales, líquidos y alimentos ricos en hierro y magnesio.

“La periodización de carbohidratos es una estrategia genial si la sincronizas con tu ciclo, te ayudará a bajar de peso más rápido y quemar la grasas rebelde. Te invitamos a nuestro centro de adelgazamiento en Madrid para recibir más información y ayudarte a personalizar tu dieta.

Etiquetas: , ,

comer grasa engorda?

El problema de sobre peso actualmente, además de estar relacionado con una mala alimentación y sedentarismo crónico, también tiene que ver con un pobre conocimiento del organismo. No los culpamos, nuestro cuerpo es una maquina complejísima y convertirnos en ingenieros de nuestro propio cuerpo toma tiempo y dedicación, pero es necesario si queremos estar sanos, fuertes y esbeltos. El concepto de que comer grasa engorda es uno de los mitos más promulgados, y es necesario aclarar la verdad. Hoy en FitNatura lo explicaremos a fondo.

¿La grasa engorda o adelgaza?

Por un lado tenemos a quienes satanizan la grasa, imponiendo dietas ricas en alimentos sancochados, hervidos u horneados, como si fueran la única forma de adelgazar. Por el otro están los fanáticos de las dietas bajas en carbohidratos que exageran los consejos de consumo de grasa, y recomiendan comer bombas adicionales de grasa para adelgazar.

¿Quiénes tienen la razón? Pues ninguno, porque realmente no tienen en cuenta la fisiología de la persona que está siguiendo los consejos.

¿Comer grasa engorda a una persona delgada?

Si eres una persona de contextura esbelta o tu salud es óptima; entonces al comer alto en grasas y bajo en carbohidratos tu cuerpo se mantendrá en su peso normal, o incluso podrías adelgazar al restringir un poco las calorías.

¿Por qué? Esto se debe a que las personas sanas y delgadas son sensibles a la leptina y a la insulina. Le leptina es una hormona que se encarga de mandarle señales al cerebro de que ya se encuentra satisfecho de nutrientes y que no necesita seguir comiendo ni almacenar grasas, sino quemar calorías. Por otro lado la insulina hace todo lo contrario, envía señales al cuerpo de que necesita alimentarse, almacenar grasas y evitar quemarlas en exceso.

Una persona sana hace caso a las señales de ambas hormonas, se alimenta solo cuando tiene hambre y se detiene cuando está satisfecho. Si almacena mayor cantidad de grasas las quema más rápido para volver a su peso normal.

¿Comer grasa engorda a una persona con sobre peso u obesidad?

Las personas con sobrepeso u obesidad, mantienen altos los niveles de insulina y leptina de forma permanente ya que han creado un círculo vicioso.

El exceso de calorías y por lo general alimentos ricos en azucares, hace que nuestro cuerpo segregue mayor cantidad de leptina. Sin embargo la gran cantidad de glucosa que de por sí es muy adictiva invita a seguir comiendo sin tener hambre sino ansiedad. Al mantener la leptina alta de forma crónica nos hacemos cada vez más resistentes a sus efectos.

Por otro lado el exceso de glucosa en la sangre pone a nuestro páncreas a trabajar mucho más para subir la insulina y que este la transporte a las células, pero a medida que aumentamos la ingesta de grasas y azucares, las células se hacen resistentes a la insulina, evitando su consumo como energía y enviándola a almacenarla en los depósitos de grasa.

En conclusión

Es primordial salir del circulo vicioso creado por el exceso de calorías y además calorías dañinas. Empezar a cambiar poco a poco la nutrición a una basada en comida real, también es vital aumentar el gasto calórico a través de la actividad física. Luego al bajar de peso a uno normal, puedes hacer cambios más específicos para mejorar tu salud, en dónde la grasa no representará un peligro.

De cualquier forma te recomendamos no hacer estos cambios sin conocimiento pleno de lo que haces, te invitamos a nuestra clínica de adelgazamiento en Madrid para recibir tu primera consulta gratuita, o también puedes optar por alguno de nuestros planes personalizados. Te esperamos para cambiar tu vida y tu salud para siempre.

Etiquetas: , ,

Hay mucha controversia con la dieta vegana, pero independientemente de los argumentos de cada bando; si has tomado la decisión de ser vegano ten por seguro que puedes hipertrofiar, no obstante hay que tener en cuenta cierto aspectos básicos en tu alimentación, no solamente para aumentar masa muscular sino para no descuidar la ingesta de macro nutrientes y aminoácidos.

¿Qué tipo de vegano eres?

Algunos veganos son más flexibles que otros y dependiendo de ésta característica, te será más fácil o más difícil hipertrofiar. Si te permites los lácteos y los huevos tu alimentación para aumentar masa muscular puede apoyarse en el consumo de leche y huevos.

En cambio si eres más estricto, tendrás que buscar alimentos que sustituyan con creces las proteínas y calorías fáciles de conseguir en el reino animal. Por ejemplo los frutos secos y los granos.

¿Qué tipo de cuerpo tienes y cómo hipertrofiar siendo vegano?

Ahora debes tener en cuenta también tu condición genética y física.

Si eres de tendencia ENDOMORFA es mucho más fácil para ti hipertrofiar; pero tendrás que tener cuidado con los excesos de carbohidratos y comida chatarra. No es lo mismo ser vegano que comer sano. Basa tu alimentación siempre en comida real, eso incluye hortalizas, verduras, frutas, vegetales, granos, y tubérculos. Opta por aquellos ricos en proteínas como los champiñones, el brócoli, la coliflor, el repollo, los garbanzos, etc.

Si eres ECTOMORFO aun con una dieta omnívora será difícil hipertrofiar, pero no imposible. Recomendamos que incluyas gran cantidad de lácteos y huevos orgánicos, pues es la forma más sencilla de alcanzar las calorías que necesitas para engordar e hipertrofiar sanamente. Aproximadamente necesitarás consumir cerca de 5000 calorías diarias de alta calidad para hacer crecer tu musculatura, cosa muy compleja si solo consumes vegetales. Y créenos, comer pasteles y galletas no te ayudará en éste sentido.

Si perteneces al grupo de los MESOMORFOS estás de suerte. Tu cuerpo tiene una mejor genética dado que no es propenso ni a engordar ni adelgazar demasiado. Tu dieta vegana o vegetariana puede restringir por completo la proteína animal, no obstante recuerda que debes revisar los macros, comer más grasas, frutos secos y granos te ayudará a mantener la energía y reparar los tejidos para hipertrofiar.

No descuides el ejercicio

Sin un apropiado entrenamiento, el exceso de calorías te ayudará solo a engordar o en todo caso sentirás malestar al no poder quemarla apropiadamente.

Si quieres lograr un músculo fuerte y cada vez más grande es preciso un entrenamiento que aumente tu fuerza y al mismo tiempo resistencia muscular.

Un entrenamiento solo basado en fuerza no será suficiente para hacer crecer el musculo; el cual necesita romperse y durante la reparación del tejido hacerse más grande para resistir los próximos desafíos. En pocas palabras, debes levantar suficiente peso (entre 80% y 90% de tu 1RM) y hacer suficientes repeticiones para desgarrar el tejido muscular. Esto ronda entre 2 y 3 series de 3 y 15 repeticiones dependiendo de tu meta y capacidad.

“Si necesitas información personalizada para hipertrofiar siendo vegano; te invitamos a venir a nuestro centro de musculación y salud en Madrid. O consultar nuestros planes, estaremos encantados de ayudarte a alcanzar tus metas y mantenerlas para siempre.»

Etiquetas: , ,

¿Es el queso un buen alimento o debemos moderar o eliminar su consumo? Hoy en FitNatura te aclaramos ésta duda que ha generado mucha controversia desde su creación.

El queso es un alimento relativamente nuevo para nuestros genes, surge de aprovechar la leche de otros animales cuando aún no tolerábamos la lactosa. La fermentación de la leche, hizo posible el consumo de quesos y yogures que aportan ciertos beneficios para nuestra microbiota intestinal, y nutrientes como la proteína y la vitamina B12.

Sin embargo nuestra errada convicción por años de que la grasa era el origen de los problemas cardiovasculares, execraron los quesos por su alto contenido graso y calórico.

Hoy en día tenemos pruebas científicas de lo contrario, no obstante hay muchos tipos de quesos y no todos aportan los mismos beneficios, sino que también manejan ciertos riesgos… Hoy hablaremos un poco de todo al respecto, aquí.

Beneficios del queso

El queso es una rica fuente de proteínas, además tiene vitaminas y minerales, lo que lo convierte un alimento real y saludable. Incluso a pesar de su alto contenido de grasa saturada y colesterol, éstos no perjudican nuestro perfil lipídico, sino que lo mejora. Algo así como el aguacate o el aceite de coco.

De hecho un estudio que analizó a un grupo de personas durante 10 años, encontró una relación inversa entre el consumo de queso y las enfermedades cardiovasculares. Otros estudios lo asocian con menor riesgo de síndrome metabólico, y no le hayan relación con la hipertensión ni el sobrepeso.

Además el queso es un alimento probiótico. Sobre todo los quesos tradicionales y artesanales ya que cuentan con una serie de bacterias saludables para nuestro organismo. Aunque el yogur y el kéfir siempre serán más recomendables en ese sentido, porque tienen mayores cantidades.

Se ha encontrado que el queso es efectivo también para prevenir las caries, y también promueven la producción de butirato, ayudando a tener una mejor salud intestinal, o a reducir las inflamaciones.

El buen queso también está ligado a tasas más bajas de cáncer de mama, gracias al ácido linoléico conjugado.

¿Cuáles son los quesos más saludables?

No todos los quesos pueden hacer gala de los beneficios mencionados anteriormente. Mientras más procesado sea para salir al mercado, más riesgos en su consumo. Mientras más artesanales más saludables para el organismo.

Por otro lado, tus genes siempre serán más tolerantes con lo que tus ancestros hayan consumido en mayor cantidad. Por lo tanto prioriza los quesos tradicionales de tu país o cultura ancestral.

La maduración queda a tu elección, algunas personas toleran mejor los quesos madurados, otros los más frescos, mientras tengan un origen natural, los beneficios son reales.

Los quesos más grasosos son mejores para tu corazón, gracias a su aporte de vitamina K2 y colesterol bueno, también los quesos azules que incorporan hongos Penicillum y además contribuyen a reducir el riesgo de infecciones.

“En resumen los quesos naturales son efectivos para una buena salud, siempre que los consumas con moderación, una media de 40 gramos diarios es ideal, pero aléjate de los quesos fundidos, en polvo o en frascos. Si necesitas más información acerca de tu dieta, consulta nuestros planes o visítanos en nuestro centro de adelgazamiento y salud en Madrid”.

Etiquetas: , , ,

Hoy en FitNatura queremos explicarte de qué se trata la dieta Paleo, cuáles son sus beneficios y cómo la puedes poner en práctica. Así que presta atención.

¿Qué es la dieta Paleo?

Se trata de un régimen alimenticio planificado en los años 70 por Walter L. Voegtlin y actualizado por otros investigadores durante los últimos 40 años. Se enfoca en el consumo de animales y plantas silvestres que ingerían nuestros ancestros en el paleolítico; antes de la revolución agrícola del Neolítico.

En resumen se trata de consumir animales, pescados, frutos secos, raíces cocidas, frutas y verduras. Descartando en primer toda la comida procesada, también las legumbres, los lácteos, la sal, azucares refinados y aceites procesados.

Es llamada la dieta del hombre de las cavernas, la dieta de la edad de piedra, o dieta de cazadores-recolectores. La dieta Paleo fue nuestra dieta durante 2.5 millones de años; tiene sentido que le brindemos a nuestros genes lo que esperan recibir. No obstante es una decisión propia llevarla a cabo tal cual como la de nuestros ancestros, o ser más flexibles.

Lo importante es tomarla como punto de partida para una mejor alimentación con comida real; evitando la mayoría de las enfermedades que empezaron a darse a partir de la agricultura hace 10.000 años, y ni qué decir de la revolución industrial de los alimentos procesados, hace pocos cientos.

¿La dieta paleolítica es mejor que otras dietas?

Varios meta análisis y estudios observacionales alrededor del mundo hacen referencia a los beneficios de llevar la dieta paleo, en contraste con las acostumbradas dietas occidentales. Incluso si éstas son sanas y balanceadas. Esto se debe principalmente a que nuestros genes aún no están adaptados a las dietas modernas y nuestro cuerpo se beneficia rápidamente cuando comemos alimentos que típicamente se consiguen a través de la caza y la recolección.

Veamos aquí los principales beneficios:

  • Reducción considerable de los riesgos cardiovasculares y coronarios. Incluso mayor que en dietas recomendadas por especialistas del corazón.
  • Se ha comprobado que es un gran aliado para reducir centímetros de cintura y bajar de peso con mayor rapidez, más efectivamente que la dieta mediterránea.
  • En estudios en diabéticos la dieta Paleo ayuda a la pérdida de peso, control de la glucosa y mejora el perfil lipídico. Y obtiene mejores resultados en ese sentido que las dietas recomendadas para ésta enfermedad.
  • Ayuda a reducir en un porcentaje superior al 40% la grasa hepática en personas con obesidad. Disminuyendo los triglicéridos, la presión arterial y la sensibilidad a la insulina. Mucho más que en otras dietas hipocalóricas.
  • Para el síndrome metabólico ha comprobado ser mucho más eficiente en la reducción de los síntomas, en comparación con las dietas oficiales indicadas para ésta enfermedad.

En general esta dieta tiene beneficios directos en nuestro sistema cardiovascular, digestivo, hormonal e inmune. Reduciendo así, los riesgos de múltiples enfermedades; mejorando nuestra apariencia física y haciéndonos sentir mejor y más satisfechos.

“Para más información te invitamos a consultar nuestro plan paleo personalizado; o suscribirte a nuestro blog para estar atenta a más información sobre ésta y otras dietas basadas en comida real para tu optima salud. Te esperamos en nuestra clínica de adelgazamiento en Madrid”. 

Etiquetas: , , ,

dieta keto fuera de casa

Es muy fácil llevar una dieta baja en carbohidratos cuando estás en casa. No obstante, los eventos sociales y la recreación nos sacan de nuestra zona de confort alimenticia, pero eso no quiere decir que no seamos capaces de continuar nuestra dieta keto. Hoy en FitNatura te guiamos para salir a comer y asistir a fiestas sin salir de la cetosis.

Consejos para seguir la dieta keto fuera de casa

La mayoría de los restaurantes ofrecen gran variedad en el menú, pero si puedes elegir el restaurante, opta por aquellos que no se especialicen en una sola tendencia. Y luego aplica lo siguiente:

  • Rechaza los alimentos con mucho almidón. En general todo lo que sea pastas, pan, harinas, arroz, granos, etc. Descarta dichos contornos y sustitúyelos por vegetales o ensaladas. Si se trata de una hamburguesa pide que te cambien el pan por lechuga, o en todo caso no te lo comas cuando la sirvan.
  • Añade más grasa saludable a tus platillos. El miedo a las grasas ha hecho que la mayoría de los restaurantes se cuiden de utilizarla en exceso. De modo que si notas que tu ensalada o los vegetales que has pedido no te van a satisfacer, pide extras de mantequilla, o aceite de oliva para nutrirte mejor.
  • Cuidado con las salsas. Dependiendo de los ingredientes, algunas pueden ser ricas en grasas y otras en carbohidratos, pide que te digan los ingredientes, o en todo caso que te la pongan aparte para que puedas decidir luego si comértela o no. Recuerda que las dulces y espesas (harinas y azucares) deben descartarse.
  • Bebidas bajas en carbohidratos: Puedes pedir café sin azúcar ni leche, agua, limonada sin azúcar, infusiones y té sin azúcares, media copa de vino seco, cerveza light, champán, o vodka y tequila sin aditivos adicionales.
  • Prohibido el postre. A menos que sea un restaurant especializado en la dieta keto. Los postres están prohibidos en tus salidas ya que suelen ser grandes bombas de carbohidratos, que además suman cerca de 400 y 500 calorías por pieza.

¿Qué hacer si comes en casa de amigos o familiares?

Si son cercanos a ti, deberían entender y respetar si estás bajo un régimen alimenticio diferente. Debes ser comunicativo y explicar lo que puedes y no puedes comer, será bastante considerado si les avisas con antelación.

Si la situación lo amerita, ten preparada una excusa para rechazar alimentos, desde problemas estomacales, alergias o intolerancia, por lo general éstas son muy útiles para evitar que te sigan tentando u obligando a probar algo. Y si consigues algún aperitivo apto para tu dieta keto, manténlo en la mano, así evitas que la gente te siga empujando para comer.

Si eres firme con tus amigos, pero blando ante las tentaciones; entonces otra estrategia es alimentarse bien antes de salir, así no te sentirás tan propenso a consumir lo que haya en la fiesta.

¿Puedes ir a restaurantes de comida rápida?

Actualmente hay tantas opciones de comida rápida, que es realmente sencillo conseguir o armar platillos keto de ésta manera, solo hay que ser creativo e inteligente.

Los locales de sanducherías, cafeterías y delis generalmente tienen platillos de ensaladas con proteínas deliciosos. En cuanto a los restaurantes de pollos y hamburguesas descarta el pan, y los empanizados.

Si es comida mexicana, puedes comer casi todo excepto nachos y tortillas. Y cuidarte con los frijoles, solo una cucharada es más que suficiente.

Si comes asiático, descarta los platillos rebosados, con fideos o arroz en el sushi. Opta por el pescado fresco y solo, o los salteados de proteína con vegetales.

Normalmente comer italiano, significa pasta, pasticho o pizza. La mayoría de los ingredientes son bajos en carbohidratos, de modo que o dejas la masa de lado, o si hay opción pide la pasta de calabacín o la pizza con masa de coliflor.

 “No olvides visitar nuestro centro de adelgazamiento en Madrid para recibir tu primera consulta gratuita. También contamos con un plan personalizado keto, no te lo pierdas.”

Etiquetas: , ,

dieta vegana en el embarazo

La nutrición del feto depende directamente de la nutrición de la madre. Siempre y cuando la madre garantice todos los nutrientes esenciales al bebé, la madre puede decidir su dieta. Hoy en FitNatura vamos a explicar éste tema para que puedas llevar una dieta vegana en el embarazo de forma saludable.

Mitos acerca de la dieta vegana en el embarazo

En la era digital es fácil encontrar controversias por internet. Lo cual deja a quien busca información verás a veces un poco perdido. Es el caso de la dieta vegana en el embarazo, sus defensores acérrimos la exaltan en demasía argumentando que la carne es veneno para el cuerpo, mientras que los defensores de las carnes, responden que una dieta basada únicamente en vegetales puede alterar el desarrollo del bebé, causar anemia y malnutrición.

Ambos se equivocan. Una embarazada sana puede llevar una dieta vegana perfectamente, sin embargo, no debe confundir veganismo con solo comer vegetales a diestra y siniestra; es fundamental ser cuidadosa. La dieta requiere cuidar los niveles de consumo de macronutrientes y micronutrientes, en especial garantizar un correcto nivel de proteínas, hierro y vitamina B12.

Por otro lado hay que tener en cuenta las condiciones del embarazo. Si por alguna enfermedad o problema de salud, o incluso en el caso de mellizos, la madre requiere consumir los nutrientes presentes en las carnes; entonces se debe hacer una pausa en la dieta vegana.

Finalmente hay veces en las que la naturaleza puede más que la voluntad. Algunas mujeres veganas al estar embarazadas les provoca consumir carne y no pueden ver nada verde sin vomitar. No tiene nada de malo hacerle caso a los instintos del cuerpo. Recuerden que el organismo va a procurar darles al bebé y a la madre lo que necesitan guiando el apetito.

¿Hay estudios acerca de las dietas veganas en el embarazo?

Todavía no se han hecho estudios controlados y aleatorios que puedan probar de manera irrefutable si las dietas veganas tienen algún efecto en el feto. No obstante el Colegio de Obstetricia y Ginecología de los EE.UU. mantiene que sí es posible llevar una dieta vegana en el embarazo siempre y cuando se garanticen los nutrientes necesarios en las cantidades adecuadas.

Más que un estudio, en 2015 se llevó a cabo un análisis observacional sobre embarazos en personas veganas y vegetarianas, el cuál no encontró ningún aumento en defectos de nacimiento, o algún otro problema. Cabe destacar que habría que hacer un examen físico e intelectual a los niños a medida que crecen, para determinar si existe alguna incidencia en su desarrollo.

En conclusión, actualmente no existe la plena seguridad comprobable científicamente de que las dietas veganas en el embarazo sean positivas o negativas.

Consejos para llevar una dieta vegana en el embarazo

Una mujer requiere normalmente 50 gramos de proteína al día para estar sana, sin embargo en el embarazo es recomendable que la ingesta aumente en unos 25 gramos. Siempre que en tu dieta vegana consigas consumir cerca de 70 gramos de proteína diarias no debería haber ningún problema en éste sentido. También es aconsejable suplementar con hierro, calcio, vitamina D, folatos, y vitamina B12.

Por otro lado se debe ser muy cuidadosa con la deficiencia de grasas, ya que las embarazadas necesitan DHA para el desarrollo visual y cerebral del feto, se aconseja consumir semillas de lino, aceite de linaza, nueces y soja, en sustitución del pescado rico en dicho componente.

Se recomienda estar muy pendiente del peso corporal, no es natural bajar de peso y en ese sentido es vital acudir al obstetra para pedir recomendaciones adicionales y comprobar tu salud y la del bebé.

“Si deseas llevar una dieta vegana y sana, te invitamos a consultar nuestro plan especializado, o acudir a nuestro centro de salud en Madrid, para recibir tu primera consulta gratuita.”

Etiquetas: ,

fortalecer el sistema inmunológico

Cuando vamos en busca de una mejor salud, es indispensable tocar el tema del sistema inmunológico. Por regla general una vida sana se traduce en buenas defensas, pero si realmente queremos fortalecer el sistema inmunológico, debemos aprender cómo trabaja y cuáles son los elementos que necesita para desarrollarse y trabajar a plena potencia. Eso es lo que hablaremos hoy en FitNatura.

¿Cómo trabaja el sistema inmune?

El sistema inmune se compone de varios órganos, células y proteínas. Esta entrenado desde la médula ósea, y se mantiene activo en el torrente sanguíneo, el vaso, el timo y el sistema linfático.

Nuestro sistema depende en gran parte de nuestra genética y del desarrollo que hayamos tenido durante los primeros meses y años de vida. ¿Por qué? Pues es que se trata de un sistema heredado de nuestros ancestros que han aprendido a defenderse de ciertas bacterias o contaminantes causantes de enfermedades. Pero también depende de cómo nuestro cuerpo pone en práctica éstas defensas para desarrollarse.

Podemos dividir nuestro sistema inmunológico en dos; el innato que trabaja en la piel, mucosas, y paredes intestinales, desarrolla las células asesinas, los macrófagos, neutrófilos, monocitos, basófilos, etc. Y el sistema adquirido, que va aprendiendo a defenderse de cosas nuevas, es decir los linfocitos y los anticuerpos. De allí que sean tan importantes las vacunas a temprana edad.

¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico?

  • Alimentación rica en vitamina A. Los betacarotenos tienen un rol importante en la respuesta temprana del sistema inmune. Puedes encontrarlos en buenas porciones en el hígado de res, en la yema del huevo, en las zanahorias y las espinacas.
  • Alimentación rica en vitamina C. Las verduras y las frutas en general si son suficientes en tu dieta te ayudaran a mantener tu sistema a plena potencia. Pero si tienes un elevado índice de glucosa en la sangre, es conveniente suplementar.
  • Consume más alimentos ricos en selenio. Estos minerales son indispensables para la respuesta inflamatoria y la producción de células asesinas. Los frutos secos tienen un excelente aporte.
  • Evitar la deficiencia de zinc. Ya que el sistema queda expuesto a distintos patógenos. Consume de vez en cuando ostras, garbanzos y legumbres para mantener los niveles estables.
  • Toma sol. El sol ayuda a fortalecer el sistema inmunológico a través de la producción de vitamina D. La cual actúa como barrera ante las infecciones y enfermedades autoinmunes.
  • El brócoli, el ajo, la cúrcuma, el té verde, las setas y el jengibre son alimentos especialmente recomendados para regular y modular el sistema inmune. Ya que actúan como antibióticos naturales.

Además de la alimentación…

  • Mantente activo. Varios estudios han demostrado que los adultos mayores que hacen ejercicio moderado a diario tienen un sistema de defensa más parecido al de los jóvenes.
  • Despierta temprano y duerme temprano. El mantenimiento de un ciclo circadiano en el horario correcto, aumenta las defensas y mejora los ciclos de descanso y baja el estrés. Disminuyendo así los riesgos de infección y múltiples enfermedades.
  • Mantén tu estomago sano. Evita consumir harinas, gluten y azucares que debilitan la mucosa intestinal.
  • Expón al bebé o a los niños al mundo. Está bien proteger a tus hijos, pero en exceso es contraproducente. El riesgo de enfermedades y alergia aumenta con el uso de antibacteriales, antibióticos y entornos desinfectados. Los niños necesitan entrenar su sistema inmunológico exponiéndose a la naturaleza, a los animales, a los alimentos naturales y crudos, a las personas, etc. De hecho se cree que el instinto de llevarse todo a la boca surge precisamente para fortalecer el sistema inmune.

“Si quieres ayuda personalizada para llevar una vida más sana, cambiando también tu cuerpo para siempre, te recomendamos visitarnos en nuestro centro de salud en Madrid, (haz tu cita aquí). O consultar nuestros planes disponibles. Estaremos encantados de asesorarte.”

Etiquetas: , , ,

Valoraciones Certificadas por eKomi (partner google)

Siguenos

fitnatura centro de fitness y estética en Madrid