El exceso de azúcar en la sangre es un problema de salud muy grave, si te preocupa la glucemia y quieres recurrir a un método natural para evitarla, entonces quédate leyendo, porque hoy en Fitnatura te mostramos los beneficios de la dieta Keto para controlar la diabetes.

La epidemia de diabetes y los enfoques poco prácticos de la medicina

¿Sabías que así como se ha expandido la obesidad en la última década, también lo ha hecho la obesidad? Lamentablemente vivimos en una sociedad cada vez más acostumbrada al consumo de carbohidratos de mala calidad, así como productos ricos en conservantes y saborizantes. Esto se traduce en una ingesta DESBORDADA de glucosa.

Por otro lado, también hemos dejado de movernos y hacer ejercicio. Pasamos demasiado tiempo sentados o acostados, dejando que el sedentarismo haga estragos.

¿Qué pasa cuando consumimos demasiado azúcar y no lo quemamos? Imaginen un auto que se llena de gasolina y no corre. Esa gasolina empezará a desbordarse por todas partes, afectando el resto de las partes del automóvil.

Es por ello que hoy en día existen cerca de 500 millones de personas que padecen de diabetes. Y aquellos que llegan a la de tipo 2, suelen empeorar a medida que pasa el tiempo. Los fármacos y tratamientos no solucionan el problema; sino que al evitar la raíz del problema y  tratar los síntomas, se requieren tratamientos cada vez más invasivos como la diálisis y las amputaciones.

Tratamiento natural para controlar la diabetes

Es cierto que la diabetes causa mucho sufrimiento, pero afortunadamente existe un método lógico y natural para evitarla o mantenerla bajo control. Solo tenemos que entender que el problema es el exceso en la ingesta de glucosa, y que es necesario consumir otro tipo de energía.

La dieta Keto como ya lo hemos hablado antes, es un formato de alimentación en donde los carbohidratos ocupan el último lugar en un mínimo porcentaje, dando pie a que nos llenemos de energía por medio de las grasas. Así el cuerpo deja de usar la glucosa como combustible y lo remplaza por las cetonas.

¿Cómo seguir la dieta keto para controlar la diabetes?

dieta keto para controlar la diabetes

Lo primero que debes hacer es educarte. De nada sirve seguir un plan de dieta si no sabes los fundamentos que trabajan detrás de ella y como puedes ponerla en práctica sin seguir el plan de comidas que otro haya dejado a tu disposición.

¿Qué debes aprender? Cuáles son los macronutrientes y en que alimentos se pueden encontrar. Lo más importante es reconocer los alimentos ricos en carbohidratos para poder evitarlos al máximo.

También es indispensable que se eviten al máximo los alimentos procesados, ya que la mayoría contiene azucares añadidos, conservantes y químicos tóxicos para la salud, y son especialmente dañinos para los diabéticos.

Es importantísimo también dejar de temerle a las grasas, ellas no son las responsables del sobrepeso, y se convertirán en tu mejor aliado para conseguir energía en ésta dieta.

“Si deseas un plan personalizado para mejorar tu salud y tu vida, visítanos en nuestro centro de adelgazamiento en Madrid, estaremos encantados de atenderte”.

Etiquetas: ,

planes de adelgazamiento violento

Seguramente has visto en TV esos programas como “Kilo a kilo” o “The biggest loser”. O planes de adelgazamiento online con unas fotos impresionantes de los cambios que “supuestamente” han hecho esas personas en pocas semanas. Parece un sueño hecho realidad, pero en FitNatura te decimos la verdad, cualquier enfoque violento y de corto plazo no soluciona la obesidad a largo plazo.

¿Por qué no funcionan los planes de adelgazamiento violento?

El primer error de esos planes es tener un enfoque cortoplacista. Cuya meta es la pérdida de peso a punta de ejercicios y restricción calórica. Pero resulta que cuando hablamos de obesidad hay diferentes factores que operan en esa persona. Deben ser tomados en cuenta, de lo contrario recuperará todo el peso perdido y más una vez que termine el plan.

¿Cómo se desarrolla la obesidad?

La obesidad siempre es crónica, pues se trata de un círculo vicioso que comienza como una pequeña bola de nieve hasta formar una avalancha muy difícil de detener. Por lo general deseamos parar la avalancha cuando es demasiado tarde. Lo bueno es que no es imposible.

No es culpa de los genes o de una enfermedad específica, tampoco solo de  una alteración circadiana o microbiota, tampoco solo se debe a la falta de ejercicio o una mala alimentación. Sino que se trata de un problema complejo conectado a varios de éstos factores. No todas las personas tienen las mismas causas, pero una vez que se desarrolla los problemas orgánicos se van acumulando y generando mayor obesidad.

Por ejemplo, digamos que consumes más glucosa de la que el cuerpo necesita, en ese momento tu cuerpo se hace resistente a la insulina, si éste comportamiento continua, la resistencia a la insulina se torna crónica,  creando así una disfunción endotelial, lo cual genera mayores probabilidades de hipertensión, una condición que te hace almacenar más grasa, haciéndote aún más resistente a la insulina y repitiendo el ciclo, eso sin mencionar otros factores como el hígado graso y la hipo toxicidad muscular que se van generando a medida que el problema se hace más complejo.

¿Entonces cómo dejar de ser obeso?

Bueno tenemos que hacer que la rueda que viene en bajada frene y empiece a trabajar en reversa. Es un concepto sencillo de entender pero difícil de aplicar ya que la inercia que te está llevando hacia adelante no te permite frenar tan fácilmente y mucho menos rodar hacia arriba.

Por otro lado tenemos que entender que la meta no es bajar equis cantidad de kilos, sino tener un cuerpo sano. Es un tratamiento duro al principio, y que debe llevarse a cabo de por vida no por unas cuantas semanas, y requiere de 4 pilares fundamentales.

1 Cambiar la alimentación

Cuando hablamos de cambiarla, no solamente se trata de reducir las calorías y comer solamente ensaladitas. No tu cuerpo necesita energía y necesita nutrientes de buena calidad. No solamente se trata de comer tanto porcentaje de carbohidratos y tanto de proteínas y grasas.

Sino de obtener dichos nutrientes de un alimento de buena calidad que por lo general es un alimento proveniente de la naturaleza que no tiene etiquetas y que además se cultivado o criado de forma natural.

También es vital la hidratación con agua e infusiones, sin añadidos.

2 Acostumbrarse a ejercitar a diario

No se trata de cumplir con un mínimo, sino de mantener el cuerpo en movimiento lo más que se pueda, exigirle cada vez más y olvidarse para siempre de una vida sedentaria. Nuestro cuerpo está diseñado para moverse, si no nos movemos atraemos las enfermedades.

3 Tener apoyo psicológico

Es cierto que en parte requiere de tu fuerza de voluntad, pero también es necesario contar con un psicólogo especializado en obesidad que te ayude a ver los progresos y te mantenga enfocada en alcanzar la meta de tener un cuerpo sano.

4 Contar con expertos

Es vital contar con la orientación de un especialista que consiga las causas individuales de tu condición, tambien trabaje contigo para establecer una mejor alimentación y programa de ejercicios, y también que recomiende tratamientos estéticos adicionales.

“Por su puesto si tienes confianza en nosotros puedes visitarnos en nuestro centro de salud en Madrid y conseguir una primera cita gratuita, o consultar nuestro plan anti-obesidad, estaremos encantados de ayudarte.”

Etiquetas: , ,

ansiedad en la tercera edad

Al llegar a la tercera edad los cambios en el estilo de vida y las molestias físicas pueden desencadenar ansiedad. Esto es normal mientras no se alargue en el tiempo. Si el adulto mayor se encuentra en un estado de estrés permanente puede causar mayores problemas físicos y mentales. Por eso hoy en FitNatura te explicamos cómo surge la ansiedad en la tercera edad y cómo podemos evitarla.

¿Qué es la ansiedad en la tercera edad y cuáles son sus causas?

Nuestro cuerpo está programado para reaccionar ante situaciones precarias o peligrosas, elevando el cortisol y manteniendo el cuerpo en tensión de modo que podamos estar preparados para enfrentar lo que sucede. Por ello es muy común que los ancianos ante los cambios físicos y de vida, eleven su nivel de estrés.

Una vez que la persona mayor empieza a acostumbrarse, ésta ansiedad generalizada debería ir disminuyendo. Ahora, pueden existir causas o detonantes alrededor que pueden alterar su estado de tranquilidad y convertirla en ansiedad permanente:

  • Mudanzas o cambios bruscos en el estilo de vida. Los adultos suelen estar acostumbrados a su hogar y su rutina, cambiar esto bruscamente puede causar ataques de pánico y depresión.
  • Preocupación por su falta de autonomía. Cuando necesitan constante ayuda de alguien más para hacer cosas que antes hacían por sí mismos.
  • Problemas financieros. Si cuentan con una pensión, renta o fuente de apoyo financiero para pasar la vejez. Suelen estar preocupados por su estado físico y hasta dónde podrán seguir trabajando y cómo mantenerse cuando eso ocurra.
  • Miedo a la proximidad de la muerte. El pensamiento de saber que el final de la vida se aproxima puede obsesionarlos y preocuparlos más de lo que se considera normal.
  • Deterioro físico y de la salud. Los problemas de salud físicos crónicos suelen desencadenar ansiedad en la tercera edad.
  • Aislamiento social. El hecho de que los hijos vivan alejados, o no tengan familia cercana, la muerte de los amigos, etc. Quedarse solos causa estrés y depresión.

¿Cómo afecta la ansiedad en la tercera edad?

Las personas que sufren ansiedad en la tercera edad desarrollan mayores malestares y problemas de salud, hay que tener en cuenta las causas, pero generalmente suelen tener ataques de pánico al caer la noche, insomnio, problemas de memoria, sudoración, mareos, hipertensión, taquicardias, depresión, estancamiento, frustración y agresividad.

Consejos para evitar la ansiedad en la tercera edad

  • Aumentar el ejercicio físico. Especialmente aquel que desarrolle la fuerza y la salud osea.
  • Descansar. Tomar tiempo para relajarse y alejarse de las cosas que le causan strés.
  • Practicar nuevas aficiones o hobbies. Aprender algo nuevo o dedicarse a actividades interesantes mejora mucho el estado de ánimo.
  • Abrirse a conocer nuevas personas y tener más contacto con la familia. El apoyo social y el amor es fundamental para que los ancianos se sientan mejor y disminuyan los niveles de ansiedad.
  • Mantener una dieta sana pero satisfactoria. Es fundamental cuidar de la salud con la alimentación, no obstante ésta también debe ser sabrosa y placentera.
  • Expresar los problemas y pedir ayuda. El adulto mayor debe sentirse comprendido para expresar sus preocupaciones y si es necesario conseguir ayuda. Esto aliviará las tensiones y frustraciones.
  • Procurar ser autónomo. Es vital que la persona intente adaptarse a los cambios y no rendirse ante las dificultades que surgen. Si se puede hallar una forma de superarlo sin ayuda hay que tratar. Excepción cuando se trata de una enfermedad más grave.
  • Practicar técnicas de relajación y meditación. Practicar éste tipo de actividades y ejercicios mejora mucho la condición de ansiedad.

“¿Te gustaría seguir un plan de salud para la tercera edad o recomendárselo a un familiar? En FitNatura ofrecemos varios planes que te pueden interesar, visítanos en nuestro centro de salud en Madrid para mayor información. O contáctanos online”.

Etiquetas: , ,

El ser humano suele sentir miedo en cualquier etapa de su vida y por distintas razones. Estos miedos por lo general son señales que envía el cerebro para que nos pongamos alerta ante cualquier situación que podamos estar viviendo. Uno de los miedos más naturales, es el que suelen sentir las mujeres embarazadas y muy particularmente las primerizas; ante las posibles situaciones que le tocará atravesar además de velar por el bienestar de su bebé…

Este miedo que sienten las embarazadas, es en la mayoría de los casos es totalmente normal y forma parte de su instinto de protección por el pequeño que viene en camino. Por eso hoy en FitNatura, comentaremos acerca de los miedos más comunes que sienten las embarazadas y como superarlos.

Miedo a perder el bebé:

Este tipo de miedo es normal y se manifiesta con mucha intensidad sobre todo en aquellas mujeres a las que embarazarse les ha resultado muy difícil, sin embargo y para tranquilidad de todas, cualquiera sea su caso, este miedo suele presentarse en las primeras seis semanas con mucha intensidad y disminuye una vez que te realicen tu primera ecografía y logres escuchar los latidos del corazón del bebé.

Miedo al resultado de los análisis de laboratorio:

Aunque seas una embarazada primeriza, por experiencias transmitidas de amigas, hermanas o familiares, conoces cual es la rutina del médico en el control del embarazo, sin embargo este puede en algún momento solicitar que te realices algún análisis distinto para descartar cualquier alteración de tus valores.

No te preocupes demasiado, el doctor solo quiere saber si tiene que realizarte algún tratamiento preventivo antes de que llegue el momento del parto. En este caso, lo mejor es mantener la calma y esperar el resultado con tranquilidad y confiar en el profesional que te está atendiendo, el miedo infundado en este caso podría afectar al bebé. Recuerda que el estrés altera nuestra fisiología y ahora también la de tu bebé.

Miedo al parto – el más común en embarazadas primerizas

Más que miedo son muchas las incertidumbres que te vienen a la cabeza acerca de lo que va a pasar durante el parto. El parto ciertamente puede ser doloroso, pero se compensa con la gratificación de darle vida a tu hijo.

De más está decirte que es totalmente normal sentir miedo ante el momento por venir; para combatirlos lo mejor es hacer ejercicios de relajación y meditación, sobre todo visualizar cada momento del alumbramiento donde te veas finalmente abrazando a esa criatura que tanto deseas y que seguramente traerá muchas alegrías a tu vida.

Miedo a perjudicar al bebé:

Con el embarazo se deben imponer muchas restricciones a tu acostumbrada vida; sobre todo lo relativo a lo que comes o bebes, medicamentos que puedas utilizar o productos cosméticos que contienen muchas sustancias químicas, etc.

Siempre que sigas una dieta sana, hagas ejercicio moderado y especial para embarazadas, no tendrás de qué temer.

 “Si necesitas más información y deseas un plan de salud para embarazadas; te invitamos a visitarnos en nuestro centro de salud en Madrid, o contactarnos para recibir tu primera consulta gratuita.”

 

Etiquetas: , ,

dolores de espalda que hacer

¿Sabías que el 80% de la población mundial ha sufrido o sufrirá alguna vez de dolores de espalda? No es de extrañar pues en la zona lumbar recae el peso de nuestro tren superior, si a eso le sumamos malas posturas, una vida sedentaria, y una mala alimentación, estamos contribuyendo a que dicho drama no tenga solución. Hoy en FitNatura hablaremos en profundidad de lo que implican los dolores de espalda y cómo podemos evitarlos a largo plazo.

¿Por qué sufrimos dolores de espalda?

Hay dos tipos de dolencia en ésta zona, la molestia crónica cuya intensidad es menor pero constante; y la lesión aguda, que genera un dolor muy intenso que desaparece cuando se cura y baja la inflamación.

¿Qué hacer si sufrimos un dolor intenso?

Cuando se trata de un dolor muy fuerte y puntual, las causas tienen que ver con una lesión deportiva, un mal movimiento brusco, un exceso de carga prolongado, o un golpe crítico. La mejor opción para quien sufre de éste dolor es no hacer nada, los remedios pueden ser contraproducentes, recuerda que nuestro cuerpo está preparado para curarse solo y el tratamiento de los síntomas prologa el tiempo de recuperación.

Tenemos que pasar por las etapas de inflamación, proliferación y remodelación. El proceso suele tomarse un par de semanas, en las cuales no deberíamos forzar actividades deportivas o entrenamientos intensos, pero tampoco echarnos en cama sin hacer nada, es mejor hacer cierta actividad física moderada para activar nuestro sistema reparador, como caminar un poco y estirarse.

Hay estudios que indican que incluso el 70% de las hernias se reabsorben solas, de modo que es vital dejar que nuestro poder de auto-curación actúe. Solo en casos de que tengas dificultad para mantenerte de pie, pierdas la sensibilidad o tengas dificultad para miccionar, deberías acudir inmediatamente al médico para descartar otros problemas de salud.

¿Qué hacer si sufrimos dolores crónicos de la espalda?

Si llevas meses o incluso años soportando las molestias de un dolor de espalda, ya sea en la cervical, en la zona lumbar o cualquier parte de la espalda, tu cuerpo te está indicando que estás haciendo una o varias cosas mal, y ya es hora de escucharlo.

En la mayoría de los casos tiene que ver con malas posturas para caminar, trabajar o dormir; demasiadas horas sentad@ forzando una posición antinatural para la cabeza; la falta de ejercicio diario; y una alimentación deficiente en los nutrientes necesarios para fortalecer los huesos.

La solución más obvia suele pasarse por alto en los hospitales y centros de salud convencionales. Necesitas corregir tu postura, hacer más ejercicio, con enfoque a fortalecer la espalda, siendo el levantamiento de pesas una de las mejores opciones. Aprender a sentarse frente al computador, disminuir las horas que pasas sentado y corregir la alimentación. Todo eso tendrá un gran impacto en la solución de tu dolor crónico.

Lamentablemente muchas personas acuden al médico… Los cuales suelen hacer pruebas de imagen innecesarias; diagnosticar de forma errada los problemas, y recomendar tratamientos que: Generan dependencia, como los analgésicos y antiinflamatorios, evitando la auto-curación; o soluciones meramente temporales como las inyecciones; o las cirugias que causan más problemas a largo plazo, sumamente delicadas y peligrosas.

“Si necesitas más información al respecto y un plan de salud personalizado; te invitamos a visitarnos en nuestro centro de salud en Madrid, o contactarnos para recibir tu primera consulta gratuita.”

Etiquetas: , , ,

Anteriormente hemos hablado del ciclo circadiano y su importancia para la salud de un adulto. Sin embargo cuando te haces padre es importante tomar en cuenta los ritmos circadianos de los bebés y más tarde de los niños, que no son exactamente iguales a los nuestros y necesitan vigilarse con atención para evitar trastornos de salud que parecen ser cada vez más comunes hoy en día.

Hoy en FitNatura hablaremos de cómo saber si el ciclo circadiano de tu hijo funciona de manera adecuada, también los signos de alertas y cómo evitar trastornos relacionados.

Ciclos circadianos de los bebés

Circadiano, significa “cerca de un día”. Un ciclo circadiano, tiene que ver con nuestra actividad durante las horas de vigilia y las horas de descanso. En un adulto, lo normal es mantenerse activo mientras la luz del sol brille, y descansar en las horas nocturnas. Pero en los recién nacidos es diferente.

Un bebé necesita muchísimo descanso, pero también necesitan alimento con más frecuencia, esto hace que su ciclo actué de manera intermitente entre el descanso y la vigilia, repitiéndose varias veces al día, cerca de 6 veces por día hasta los 3 meses.

A partir del tercero o cuarto mes, el niño comienza a regularse y disminuir la frecuencia de alimentación. Haciendo que cada ciclo dure más tiempo, y se repita cerca de 4 veces por día. Es al sexto mes cuando el bebé empieza a regular su ciclo circadiano para dormir corrido en las noches, y suplementar con algunas horas de siesta durante el día.

Ciclo circadiano de los niños

El ciclo de los niños también consiste en el descanso nocturno y actividad intensa con la luz del sol, sin embargo éstos necesitan más horas de sueño que un adulto, que deben comenzar más cerca del atardecer que del amanecer para una salud óptima.

Efectos negativos de un incorrecto ciclo circadiano

Cuando los bebés o los niños se salen de los parámetros que hemos señalados, esto puede indicar fallas en su salud, las cuales afectarán su crecimiento y desarrollo, su cognición e incluso su comportamiento.

Señales de que tu hijo puede estar sufriendo un trastorno del ciclo circadiano

Cuando tenemos un bebé, como padres podemos mantener un control preciso de lo que hace. Pues debemos estar ahí para él las 24/7. Pero cuando crecen y tienen cierta independencia, a veces senos pasan por alto cosas que pudieran estar afectando su ciclo de descanso y actividad física.

La señal más obvia es notarlos cansados o con sueño en las horas del día. Signo de que no han dormido bien durante la noche, ya sea por estar frente a una pantalla, o tener algún problema de insomnio.

La disminución del apetito y el sobrepeso en otros casos; puede indicar que pasan mucho tiempo inactivos durante las horas de vigilia. Ocasionando que su ciclo de descanso se traslade a las horas del día, alterando su metabolismo.

El comportamiento irritable y la apatía pueden ser síntomas de una alteración del ciclo circadiano, y deben analizarse a profundidad para saber exactamente cómo se está provocando.

Consejos para que tus hijos se mantengan saludables

Para que su ciclo se mantenga estable y adecuado es importante vigilar que se acuesten temprano a dormir; alejados de cualquier distracción que pueda afectar el sueño durante la noche.

Vigilar que su alimentación sea saludable y le aporte la nutrición necesaria para su crecimiento, quema de energía y cognición. Evitar los productos procesados al máximo y acostumbrarlos a hidratarse regularmente.

Promover la actividad física durante el día es la mejor forma de ayudarles a regular su metabolismo; promover un adecuado crecimiento y asegurarse de que en la noche descansen profundamente.

“Para más detalle, consulta nuestro plan de salud para niños. o visita nuestro centro de adelgazamiento y salud en Madrid para recibir tu primera consulta gratuita.”

Etiquetas: , ,

Los ovarios poliquísticos son comunes en el aparato reproductor femenino. Sin embargo muchas mujeres se alarman confundiéndolos con el Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP), el cuál es un problema hormonal más grave. Hoy en FitNatura aclararemos tus dudas sobre éstos temas para que puedas cuidar tu salud con mayor precisión.

¿Cuáles son las diferencias entre ovario poliquístico y SOP?

Aunque parezca que estamos hablando de lo mismo, esto no es así. Los ovarios poliquísticos y el SOP tienen diferentes causas y síntomas.

En el caso del síndrome implica un desorden endocrino, donde las hormonas femeninas disminuyen su producción al tiempo que las masculinas aumentan. Por el momento no hay una cura, solo tratamientos que contrarrestan la alteración hormonal y estos deben ser permanentes.

En cambio los ovarios poliquísticos son ovarios con quistes o folículos inmaduros que no se liberan en la etapa de ovulación, acumulándose en el ovario. Este no supone problemas de fertilidad ni otros síntomas que afecten la salud de la mujer.

Causas del SOP y de los ovarios poliquísticos.

Cuando se trata de SOP las causas pueden ser hereditarias, aunque también se dice que puede deberse a una alteración en el cromosoma X. Sin embargo todavía se está estudiando si tiene que ver con uno o varios genes alterados, pues la alimentación y el estilo de vida pueden influir también en su desarrollo.

En cuanto al ovario poliquístico tampoco se sabe la causa exacta subyacente, en su mayoría se cree que se debe a una descompensación hormonal o un problema netamente ginecológico.

Síntomas y diagnósticos del SOP y los ovarios poliquísticos

Los ovarios poliquísticos son asintomáticos y no generan problemas de salud a la mujer, suelen encontrarse de forma casual en revisiones ginecológicas.

En cambio, cuando se padece del síndrome de ovarios poliquísticos, los síntomas son bastante evidentes, además de quistes ováricos, se presentan menstruaciones irregulares o amenorreas, hirsutismo, calvicie, crecimiento del vello en el pecho, rostro o espalda, acné, obesidad y esterilidad.

¿Tratamientos?

El problema en ambos caso, es que al no saber exactamente las causas exactas, aún no se puede determinar una cura.

Para los ovarios poliquísticos, lo que se recomienda es mejorar la alimentación. Así como beber una plata medicinal llamada Sauzgatillo que alivia los efectos secundarios y ayuda a regular los niveles hormonales.

En caso de SOP los tratamientos incluyen terapia de hormonas, uso de píldoras anticonceptivas, y en caso de padecer sobrepeso; un régimen dietético y de ejercicios para adelgazar, bajar de peso y mejorar la salud en general.

En algunos casos el tratamiento quirúrgico es recomendado cuando la terapia hormonal no da resultado. La resección cuneiforme consiste en extirpar parte del ovario para eliminar el tejido productor de andrógenos. Y el drilling ovárico, realiza multiperforaciones en los ovarios para estimular la ovulación liberando los óvulos y quistes.

En caso de que se desee salir embarazada; la fertilización in-vitro puede ser una opción si el problema no se soluciona con los tratamientos antes mencionados.

“Te gustaría recibir un plan personalizado para mejorar tu salud femenina y endocrina. Visítanos en nuestra clínica de adelgazamiento en Madrid”.

Etiquetas: , , ,

Durante demasiado tiempo las mujeres, los niños y los ancianos se han alejado de las pesas por creer que puede ser contraproducente. Pero las evidencias realmente demuestran lo contrario; en FitNatura recomendamos el levantamiento de peso en la tercera edad como parte de un entrenamiento diario. Si lo practicas con frecuencia verás los grandes beneficios para tu salud.

Beneficios del levantamiento de peso en la tercera edad

Al superar la etapa de los 50 y 60 años de edad, nuestro cuerpo empieza a perder tono muscular con mayor rapidez. Por ello es que es sumamente beneficioso que se hagan entrenamientos con peso para estimular el desarrollo muscular o en todo caso evitar la flacidez.

Las mujeres con menopausia y los hombres que no han entrenado con peso en toda su vida; se ven altamente beneficiados de éstos ejercicios desde el primer momento. Ya que pueden recuperar la fuerza y la energía progresivamente.

El levantamiento de peso en la tercera edad es un gran aliado en contra de la osteoporosis, las fracturas, la debilidad muscular y problemas físicos en general. Si levantamos peso constantemente las fibras musculares se multiplican y lo mismo ocurre con el tejido de los huesos. Evitando fracturas, caídas, desplazamientos y problemas en las articulaciones a largo plazo.

Un estudio llevado a cabo en la Universidad Europea de Madrid. En colaboración con el Hospital Gregorio Marañon y conducido por el investigador Alejandro Lucía. Detalla que 40 ancianos entre 90 y 97 años de edad; se sometieron a un entrenamiento de cargas durante 8 semanas. Luego del cuál cada persona tuvo un promedio de aumento de fuerza de 10 kilos en el tren superior. Demostraron también que dicho aumento podía ser multiplicado en el tiempo si se seguía con una rutina progresiva con más peso.

Además de ganar fuerza, las personas mayores que entrenan con peso también mejoran ampliamente su calidad de vida, pues éste tipo de ejercicio previene otro tipo de enfermedades, y evita la medicación con fármacos. Es además la única forma de impedir el desarrollo de la sarcopenia, que no es otra cosa que la pérdida de la capacidad motriz.

El levantamiento con pesas en la tercera edad también es excelente para recuperar la forma. Quemar el exceso de grasas. Y fortalecimiento de los músculos de la espalda, evitando dolores y encorvamiento.

Por último es excelente para mejorar la capacidad cognitiva, ya que retrasa ampliamente el deterioro del cerebro y el sistema neuronal.

¿A qué edad se recomienda entrenar con peso?

A cualquier edad. Nunca es demasiado tarde ni demasiado temprano; varios estudios demostraron que los niños se desarrollaban mejor cuando entrenaban con peso. Otros estudios en personas mayores de 90 años hallaron que el levantamiento de peso; fortalecía el tren superior e inferior del cuerpo, evitando en un gran porcentaje las fracturas y los accidentes.

“¿Quieres un plan de salud para mejorar tu calidad de vida en la tercera edad? Contáctanos para recibir una consulta personal o visítanos en nuestro centro de salud en Madrid.”

Etiquetas: , ,

Una vez que nazca el bebé, amamantar será una actividad muy repetitiva durante los primeros seis meses de vida del infante. De ello dependerá su adecuada nutrición y la salud de la madre en general, por lo cual en FitNatura consideramos importantísimo hacerlo correctamente; evitando problemas de cansancio, postura y dolores de espalda en la madre y facilitando la alimentación del bebé.

Las mejores posturas para amamantar correctamente

Antes de empezar con las posturas es importante que tomes en cuenta la succión del bebé. Su boca debe cubrir todo el pezón y la aureola; aunque te parezca que no puede respirar. Recuerda que su pequeña nariz le permite respirar tranquilamente, y aun si no puediera, él mismo se alejará sin necesidad de que tú lo dispongas.

Si es la primera vez que amamantas, hay que darle tiempo al bebé para que descubra la función del pezón y siga su instinto de succionar la leche. Esto puede tomarte hasta más de una hora los primeros intento, y cerca de 10 minutos a medida que aprenda.

También es importante alimentarse bien, relajarse, y encontrar un lugar cómodo dónde puedas mantener la postura por el tiempo que sea necesario, lo mejor es tu propia cama o un sofá mullido.

Amamantar con el bebé boca abajo

La postura más natural y cómoda para el bebé, es aquella dónde la madre se acuesta boca arriba; apoyada en almohadas o cojines que eleven ligeramente la parte superior de la espalda, el cuello y la cabeza. Y el bebé boca abajo sobre ella.

La mejor forma es dejarlo sobre ti, teniendo ambos pechos descubiertos. El bebé en ésta posición puede elegir el pecho que guste, y mantener el equilibrio por su cuenta, fortaleciendo su cervical y dándole mayor independencia.

La madre solo lo debe vigilar o guiar ligeramente para encontrar el pezón.

Postura de lado para amamantar

Esta es una de las opciones más cómodas tanto para la madre como para el infante. La madre se acuesta de lado levantando la cabeza un poco para observar al bebé, (puede apoyarse en las manos o almohadones para no cansarse).

El bebé se coloca de frente al pecho que está apoyado en la cama; ya sea con los pies mirando hacia abajo o hacia arriba. La madre no necesita cargarlo, simplemente lo deja tomar el pecho con libertad.

Agarre de cuna para amamantar

En ésta posición la madre acurruca al bebé boca arriba en sus brazos. Se necesita mantenerlo elevado de esa manera; por lo cual es indispensable contar con el apoyo de almohadas o brazos de la silla que te den el soporte adecuado.

La mejor opción es colocar también una almohada en tu regazo para elevar al bebé a tu pecho. De ésta manera, tú eliges de que pecho tomará, y deberás acunar su cabeza del mismo lado.

No olvides sostener en el hueco del codo la cabeza y el cuello del bebé para evitar que sufra dolores por la mala postura.

Agarre cruzado para amantar

Se dice que ésta postura es la mejor para los bebé que no se adaptan todavía al pezón. Es una variación de la postura anterior; con la diferencia de que en éste caso se sujeta la cabeza y cuello del bebé con las manos en lugar del codo.

Agarre de futbol americano

Se llama de ésta forma; porque se sujetará al bebé de la misma forma que los jugadores de fútbol americano agarran la pelota. Esto implica sujetar al bebé debajo del brazo. Dejándoles que sus pies se mantengan libres a tu espalda; y que su rostro y sus manos se dediquen a la tarea de amantar.

La naricita del bebé debe estar situada al mismo nivel del pezón. La mano del mismo brazo que lo cubre debe sujetar la cervical y la cabeza del bebé, para evitar que esta se balancee.

“En general ten en cuenta que no debes forzar a tu bebé a succionar, deja que lo haga de forma natural. Y si necesitas más consejos relacionados, consulta nuestro plan de salud para embarazadas o mujeres en etapa de lactancia, o visítanos en nuestro centro de salud en Madrid.”

Etiquetas: , ,

por qué no subo de peso

¿Por qué no subo de peso? Esa es la pregunta que todas las personas delgadas que se esfuerzan por subir de peso se hacen cuando no ven resultados. En FitNatura hoy decidimos responderles. En primer lugar debes saber que hay muchas razones; así que presta atención a lo que te vamos a explicar para que puedas encontrar la solución adecuada.

#1 Genética y constitución

Cuando eres de contextura ectomorfa a causa de tu genética particular; subir de peso es más complicado, pues tu organismo metaboliza más rápido, y está acostumbrado a un requerimiento más bajo de calorías, quemando el exceso con bastante rapidez.

Si éste es tu caso, te recomendamos una alimentación alta en calorías sanas, ir forzando poco a poco el estómago para recibir mayor cantidad de nutrientes todos los días. Para abrir el apetito lo mejor es ejercitar con peso y evitar los ejercicios cardiovasculares.

#3 Exceso de actividades cardiovasculares

subir de peso

Correr, trotar, saltar, bailar, Crossfit, montar en bicicleta, patinar, practicar deportes en los que debes trasladarte de un lado a otro durante mucho tiempo, aeróbicos, etc. Este tipo de actividades no son recomendadas si lo que quieres es subir de peso.

No está mal trabajar 5 a 10 minutos de cardio, pero tus actividades deberían centrarse en levantamiento de peso, o ejercicios que no aceleren demasiado el corazón. Son buenos también el yoga, el Pilates, TRX, etc.

#2 Consumo insuficiente de alimentos con respecto al ejercicio

Si has empezado una nueva rutina de ejercicios para subir de peso, pero en la balanza solo observas que vas perdiendo kilos. La falla puede estar en la dieta. Recuerda que todas las actividades sin importar el fin, queman caloría, por lo tanto si tu consumo de calorías es inferior al gasto energético, solo lograrás bajar de peso.

Los requerimientos nutricionales para que un ectomorfo suba de peso casi siempre superan las 3000 y hasta 5000 calorías. Las cuales deben ser proteínas, grasas y carbohidratos de alta calidad.

#3 Dieta inadecuada para subir de peso

Muchos en el afán de engordar, caen en hábitos dañinos propios de las personas gordas, tales como el consumo indiscriminado de comida chatarra, dulces de todo tipo, bollería, etc. Lamentablemente esto no te ayudará a subir de peso, sino a tapar tus arterias ocasionarte daños en el sistema cardiovascular, disminuir tu energía y hacerte sentir mal.

Tu dieta debe basarse en proteína animal, huevos, frutos secos, carbohidratos de alta densidad como patatas, legumbres, vegetales ricos en proteína, como brócoli y champiñón. Consumo libre de frutas y verduras.

#4 Enfermedades

Suponiendo que estés haciendo todo bien y aun así no subas de peso. Entonces quizás alguna enfermedad te esté afectando.

Consulta lo más pronto posible a un médico general, coméntale el problema para que pueda descartar problemas en la tiroides, algún tipo de cáncer o diabetes.

#5 Causas psicológicas o emocionales

Tenemos que entender que el funcionamiento de nuestro cuerpo va acorde con los dictámenes del cerebro. Y nuestro cerebro es un órgano muy complejo que ocasiona respuestas físicas a problemas emocionales.

Generalmente el estrés y la depresión son detonantes de la pérdida o ganancia de peso involuntaria; ya que atentan contra el sueño, el apetito y la secreción de hormonas.

Si crees que éste puede ser el problema; necesitas tomarte un tiempo para relajarte y opciones para superar eventos que te causen tristeza.

“Estas son las razones principales por la que puede que no estés subiendo de peso; pero si quieres que te aconsejemos personalmente, puedes visitarnos en nuestro centro de musculación en Madrid. o consultar nuestro plan para ectomorfos.”

Etiquetas: , , ,

Valoraciones Certificadas por eKomi (partner google)

Siguenos

Dirección

fitnatura centro de fitness y estética en Madrid