La inflamación abdominal es uno de los padecimientos más comunes que sufren las mujeres, causando bastante incomodidad debido a que influye directamente en la forma en cómo luce nuestro cuerpo. Este fenómeno también se conoce como distención abdominal, así que te explicaremos brevemente algunos consejos para combatirla con medicamentos naturales.

Antes de revisar algunos remedios para reducir o eliminar la inflamación abdominal es conveniente conocer a qué se debe esta hinchazón en la zona baja del abdomen, a fin de elegir un tratamiento adecuado para cada caso.

Causas de la inflamación abdominal

Existe una variedad de causas que producen la distención abdominal. Generalmente, se origina por problemas en cuanto a la ingesta de alimentos. Así, puede ocurrir debido a la deglución de aire por malos hábitos alimenticios, al no triturar la comida correctamente y no hacerlo con la boca cerrada. Por otro lado, debemos revisar nuestra alimentación, ya que el consumo excesivo de ciertos productos como las fibras y algunas verduras, puede producir la inflamación abdominal.

Sin embargo, puede suceder el caso contrario, por ejemplo, la falta de fibras puede causar estreñimiento, y este es un indicador directo de la hinchazón abdominal. También puede deberse a algún tipo de alergia, problemas digestivos relacionados con la retención de líquidos y enfermedades más graves como la gastritis.

Alimentación sana y balanceada

Este el principal aspecto que debes mejorar para evitar la inflamación abdominal. Se trata de buscar un equilibrio entre la cantidad de alimentos que consumes regularmente y a la vez ingerir productos representativos de cada grupo alimenticio. De esta forma, tu sistema digestivo se regulará y no tendrás que experimentar esa incómoda sensación de pesadez y abultamiento abdominal.

Infusiones de hierbas naturales

Como alternativa para regular la hinchazón en el abdomen, encontramos la ingesta de infusiones a base de hierbas naturales. Así, encontramos una extensa lista de plantas que sirven para mejorar la digestión y reducir la cantidad de aire en nuestro estómago. Entre las hierbas medicinales encontramos: hierba Luisa, hinojo, canela, laurel, manzanilla, eperina, pelo de elote, etc. La preparación de todas estas infusiones es similar: colocar la hierba en un recipiente y dejar que hierva por unos minutos, retirar las hojas y los tallos y consumir el líquido varias veces al día.

Administra la cantidad de fibra que consumes

Recuerda que la fibra es un alimento indispensable para el buen funcionamiento de tu sistema digestivo. De allí que debes revisar la cantidad de fibra que consumes para que esta no sea ni escasa ni excesiva, ya que puede producir consecuencias en cualquiera de las dos formas de consumo.

Incorpora alimentos integrales a tu dieta

Es importante que hagas una revisión general a tu dieta diaria, y te asegures de estar consumiendo los alimentos correctos en las cantidades adecuadas. Así, es recomendable que disminuyas el consumo de bebidas gaseosas, azúcares, frituras y otros productos ricos en grasa que lleguen a interferir con el proceso digestivo que realiza tu cuerpo de forma natural. Para ello, se recomienda agregar a tu ingesta cotidiana los productos integrales. Ciertamente, el hecho de que se clasifiquen como “integrales” no es una garantiza que contengan menos calorías o propicien la pérdida de peso, pero sí puede contribuir a consumir más fibra en comparación con los alimentos tradicionales.

Mejora tus hábitos al momento de ingerir alimentos

La forma en que te alimentas influye directamente en la manera en cómo tu cuerpo asimila los nutrientes. Por ello, es conveniente hacer cambios en tus hábitos alimenticios cotidianos, como por ejemplo, estipulando horas fijas para cada comida, reduciendo los alimentos entre comidas, o regulando su consumo y fijando una hora específica para hacerlo, no usar pitillos o pajillas para ingerir líquidos, comer a un ritmo lento para triturar bien los alimentos, evitar masticar chicles, etc.

La retención de líquidos es una de los problemas de salud más comunes que las personas tienen que enfrentar, sobre todo las mujeres. Muchas veces, olvidamos que nuestro cuerpo requiere un buen sistema orgánico que permita eliminar aquellos líquidos que nuestro cuerpo no necesita. Así, te presentamos algunos consejos básicos para acabar con la retención de líquidos, previniendo enfermedades más graves y mejorando tu calidad de vida.

Posibles causas de la retención de líquidos

Naturalmente, conviene averiguar a qué se debe la retención de líquidos, ya que representa un síntoma de una serie de enfermedades de órganos como los riñones, el aparato digestivo, o incluso el corazón. Lo más recomendable es ir al médico como primera opción. Si todo está bien, entonces hay que buscar las causas en fuentes estéticas, como por ejemplo, una dieta mal ejecutada, el clima, el estrés, el consumo de medicamentos, la falta de actividad, etc. También puede ocurrir durante el embarazo, debido al cambio en las hormonas.

La primera solución: ejercicios

Una vez que identifiques el problema, que puede manifestarse con el aumento de peso, y del volumen de algunas zonas de tu cuerpo, la primera solución implica hacer ejercicios, de allí que procura caminar o trotar, para mejorar el bombeo de sangre a las partes del cuerpo y de esta manera eliminar eficazmente los líquidos que no necesitas. Recuerda que el ejercicio activa las glándulas sudoríparas, quienes son fundamentales para eliminar la cantidad de agua en nuestro cuerpo, sobre todo en zonas como brazos y piernas.


programa-online-en-vivo-sistema-fitnatura_350px


Alimentos e infusiones

En segundo lugar, puedes combatir la retención de líquidos haciendo algunos cambios en tu alimentación e incorporando el consumo de infusiones de hierbas diuréticas. Entonces, tu dieta diaria debe estar caracterizada por alimentos ricos en proteínas, fibra, y minerales como el magnesio y el potasio, ya que estos producen sustancias para segregar el líquido de nuestro organismo.
Por otro lado, es recomendable que consumas infusiones de hierbas como el perejil, jengibre, barba de maíz, enebro, diente de león, debido a que estos poseen efectos diuréticos, mejorando el funcionamiento de nuestro aparato urinario. Por su parte, disminuye el consumo de dulces y alimentos con altos niveles de sodio.

Hábitos cotidianos

En tercer lugar, debes también modificar tus hábitos cotidianos. Inicialmente, acostúmbrate a tomar infusiones ya sea en la mañana o en la noche, así como abundante agua, para impulsar el manejo de los líquidos en el organismo. Del mismo modo, debes revisar el tipo de prendas que utilizas, debido a que si son muy ajustadas, puedes estar contribuyendo al mal drenaje de tu cuerpo, así que prefiere piezas de ropa cómoda, no necesariamente holgada, pero tampoco demasiado ajustada.

No olvides hacer actividad física, por muy sencilla que sea, contribuirá a mejorar tu organismo, disminuyendo el estrés. En suma, debes saber que este problema es frecuente en las mujeres, debido a los procesos hormonales que deben atravesar constantemente. De allí que debes poner en práctica estos consejos para controlar y prevenir la retención de líquidos, a fin de tener una vida sana y saludable.

Valoraciones Certificadas por eKomi (partner google)

Siguenos

Dirección

fitnatura centro de fitness y estética en Madrid