enar_para_adelgazar_sistema_fitnatura

Cenar para Adelgazar

Importancia de cenar

Muchas personas creen que lo ideal para adelgazar es dejar de cenar, pero esto altera de manera grave el ritmo del organismo y hace que sea más lento porque no se consume la cantidad de calorías y energía necesaria y, por si fuera poco, además se pasa un ayuno de muchas horas correspondientes con la última ingesta de comida del día anterior. Esto hace que cuando nos levantemos sintamos como que no hemos dormido lo suficiente, agotados, con mareos al levantarnos y con mucha hambre en algunos casos.

El metabolismo energético y digestivo

Durante la noche, nuestro cuerpo no tiene tanta necesidad de comer como cuando nos levantamos al siguiente día en la mañana, por lo que si comemos mucho en la cena nuestro cuerpo estará pesado.
Desayunar despierta tu metabolismo, así la comida que ingieras la podrás quemar ya que gastas más energía a lo largo del día. Al consumir un buen desayuno balanceado, le estás dando a tu organismo todos los nutrientes necesarios para restablecerse tras el ayuno nocturno y en consecuencia tienes menos hambre el resto del día.

La cena debe ser ligera por estos motivos: Si nuestro cuerpo se encuentra pesado, no descansará lo necesario, lo que altera de forma violenta nuestro organismo al no descansar lo que provoca igualmente, comer más. Además, lo que cenamos no solemos quemarlo del todo, ya que después de cenar nos solemos ir a dormir en consecuencia, si consumimos grasas y alimentos pesados estas se acumularán en nuestro cuerpo en forma de grasas no saludables.

La nutricionista Española, Elena Merino experta en nutrición explica que la cena debe ser una comida equilibrada y completa pero más ligera que el resto de comidas del día, ya que es la última ingesta antes de dormir y es cuando el gasto de energía es mínimo, en consecuencia, si consumimos muchas calorías en este platillo, estas se convertirán en grasas.

Alimentos

Hidratos provenientes de las verduras, no tomar ni pasta, ni patata, arroz, harinas blancas/refinadas, dulces, y todos aquellos alimentos que contengan grasas saturadas y trans-saturadas.
Las proteínas en las cenas tienen que ser parte de una comida equilibrada, sin embargo, no cargues el resto del plato con carbohidratos simples, ricos en almidón o algo frito. Ejemplo de estas proteínas pueden ser: Pescados como Sardinas, Atún, Salmón, mariscos, lentejas, huevos, entre otras.
Ejemplos de cenas ligeras:

– Tartar de fresas con menta y pistachos. Receta
– Ensalada de manzana y pavo con aliño de mostaza a la antigua. Receta
– Alcachofas rehogadas con jamón. Receta

Conclusión: La cena ligera te ayudará balancear el día, debe ser una comida equilibrada y completa pero más ligera que el resto de comidas del día, ya que es la última ingesta antes de dormir, Así, al cenar menos el organismo se mantiene con hambre en la mañana y al desayunar platillos fuertes, se disminuyen los antojos de carbohidratos durante el día y si desayunamos poco, esto hará que sintamos hambre durante el resto del día y caigamos en “picotear” o andar comiendo pocas porciones de alimentos no balanceados que harán el propósito opuesto de lo que queremos.

Etiquetas: , , ,

Valoraciones Certificadas por eKomi (partner google)

Siguenos

fitnatura centro de fitness y estética en Madrid