higado-graso-fitnatura

Hígado graso: como se produce y prevención

El hígado graso es una terrible condición médica que se presenta cuando nuestros depósitos grasos han sobrepasado su límite y la grasa ya no tiene más opción que acumularse en el hígado, esto causa que el órgano se inflame, generando consecuencias muy graves para el organismo que van desde aletargamiento neurológico, hasta cirrosis hepática que no tiene otro remedio más que un trasplante de hígado.

Esta condición amerita tratamientos radicales y muchas veces no son suficientes para recuperar la salud plena, es por ello que consideramos más importante decirte cuales son las causas de este problema y cómo prevenir que ocurra, así no tendremos que recurrir a medidas extremas cuando sea demasiado tarde.

Causas del Hígado Graso

Para entender mejor el origen de esta condición, es imprescindible saber cómo funciona nuestro metabolismo:

El hígado y la tiroides son los reguladores principales del metabolismo, ellos se encargan de hacer que el cuerpo funcione de la mejor forma posible de acuerdo a los alimentos que les enviamos y la actividad física que realicemos.

Un metabolismo ideal se crea cuando comemos de forma balanceada y el gasto energético es proporcional a las calorías que consumimos, así no tenemos que recurrir al almacenamiento de la energía no utilizada, que no es otra cosa que grasa acumulándose bajo la piel.

Cuando comemos demasiado y no quemamos calorías estamos contribuyendo al almacenamiento de grasa, que a su vez se refleja en un aumento de peso y si el mismo comportamiento continua, los depósitos se desbordan, y la grasa se empieza a depositar en los órganos y el hígado.

Pero no se trata solamente de comer demasiado y no hacer ejercicio, lo siguiente también puede producir eventualmente hígado graso:

  • Ingerir alimentos ricos en azucares de forma continuada
  • Servirse más comida de lo que nuestro estomago está dispuesto a soportar
  • Consumir productos industrializados en mayor cantidad que los naturales
  • No consumir frutas ni vegetales de forma frecuente
  • No consumir suficiente fibra
  • Llevar una vida sedentaria
  • No hacer una limpieza del sistema digestivo con cierta frecuencia
  • No hacer una limpieza del hígado cada cierto tiempo
  • Cómo Prevenir el hígado graso

    Tenemos que estar conscientes de que si no hacemos un cambio en nuestra vida, no habrá milagro que nos devuelva la salud llegados a un punto de no retorno.

    Los pacientes con hígado graso muchas veces no se recuperan del todo, deben hacer dietas drásticas para desintoxicarse de sustancias dañinas, también deben consumir toda esa grasa que se ha estado acumulando por años y años, haciendo ejercicios muy chocantes para una persona que estaba acostumbrada a estar sentada o acostada todo el día.

    Aun haciendo todo esto es posible que el problema no se resuelva del todo, y si ha llegado al punto de cirrosis, solo un trasplante hepático podrá salvar tu vida.

    Es hora de que te levantes y dejes de comer esas donas de chocolate, busca una actividad física que puedas hacer todos los días, aumenta tu consumo de carnes magras, vegetales fibrosos, frutas ricas en vitaminas y frutos secos naturales. Evita los productos industrializados, los refrescos, las frituras y los carbohidratos. Poco a poco verás cómo te sientes mejor, con más energía, bajarás de peso y cada vez estarás más lejos de esta condición.

    Una vez al mes es importante que pongas a descansar a tu sistema digestivo haciendo ayunos. Aprovecha en esos momentos para desintoxicar tu hígado y limpiarlo con batidos de perejil, piña, apio España, limón o té verde.

    Etiquetas: , , , , ,

    Valoraciones Certificadas por eKomi (partner google)

    Siguenos

    Dirección

    fitnatura centro de fitness y estética en Madrid