Las posturas adecuadas para amamantar

Una vez que nazca el bebé, amamantar será una actividad muy repetitiva durante los primeros seis meses de vida del infante. De ello dependerá su adecuada nutrición y la salud de la madre en general, por lo cual en FitNatura consideramos importantísimo hacerlo correctamente; evitando problemas de cansancio, postura y dolores de espalda en la madre y facilitando la alimentación del bebé.

Las mejores posturas para amamantar correctamente

Antes de empezar con las posturas es importante que tomes en cuenta la succión del bebé. Su boca debe cubrir todo el pezón y la aureola; aunque te parezca que no puede respirar. Recuerda que su pequeña nariz le permite respirar tranquilamente, y aun si no puediera, él mismo se alejará sin necesidad de que tú lo dispongas.

Si es la primera vez que amamantas, hay que darle tiempo al bebé para que descubra la función del pezón y siga su instinto de succionar la leche. Esto puede tomarte hasta más de una hora los primeros intento, y cerca de 10 minutos a medida que aprenda.

También es importante alimentarse bien, relajarse, y encontrar un lugar cómodo dónde puedas mantener la postura por el tiempo que sea necesario, lo mejor es tu propia cama o un sofá mullido.

Amamantar con el bebé boca abajo

La postura más natural y cómoda para el bebé, es aquella dónde la madre se acuesta boca arriba; apoyada en almohadas o cojines que eleven ligeramente la parte superior de la espalda, el cuello y la cabeza. Y el bebé boca abajo sobre ella.

La mejor forma es dejarlo sobre ti, teniendo ambos pechos descubiertos. El bebé en ésta posición puede elegir el pecho que guste, y mantener el equilibrio por su cuenta, fortaleciendo su cervical y dándole mayor independencia.

La madre solo lo debe vigilar o guiar ligeramente para encontrar el pezón.

Postura de lado para amamantar

Esta es una de las opciones más cómodas tanto para la madre como para el infante. La madre se acuesta de lado levantando la cabeza un poco para observar al bebé, (puede apoyarse en las manos o almohadones para no cansarse).

El bebé se coloca de frente al pecho que está apoyado en la cama; ya sea con los pies mirando hacia abajo o hacia arriba. La madre no necesita cargarlo, simplemente lo deja tomar el pecho con libertad.

Agarre de cuna para amamantar

En ésta posición la madre acurruca al bebé boca arriba en sus brazos. Se necesita mantenerlo elevado de esa manera; por lo cual es indispensable contar con el apoyo de almohadas o brazos de la silla que te den el soporte adecuado.

La mejor opción es colocar también una almohada en tu regazo para elevar al bebé a tu pecho. De ésta manera, tú eliges de que pecho tomará, y deberás acunar su cabeza del mismo lado.

No olvides sostener en el hueco del codo la cabeza y el cuello del bebé para evitar que sufra dolores por la mala postura.

Agarre cruzado para amantar

Se dice que ésta postura es la mejor para los bebé que no se adaptan todavía al pezón. Es una variación de la postura anterior; con la diferencia de que en éste caso se sujeta la cabeza y cuello del bebé con las manos en lugar del codo.

Agarre de futbol americano

Se llama de ésta forma; porque se sujetará al bebé de la misma forma que los jugadores de fútbol americano agarran la pelota. Esto implica sujetar al bebé debajo del brazo. Dejándoles que sus pies se mantengan libres a tu espalda; y que su rostro y sus manos se dediquen a la tarea de amantar.

La naricita del bebé debe estar situada al mismo nivel del pezón. La mano del mismo brazo que lo cubre debe sujetar la cervical y la cabeza del bebé, para evitar que esta se balancee.

“En general ten en cuenta que no debes forzar a tu bebé a succionar, deja que lo haga de forma natural. Y si necesitas más consejos relacionados, consulta nuestro plan de salud para embarazadas o mujeres en etapa de lactancia, o visítanos en nuestro centro de salud en Madrid.”

Etiquetas: , ,

Valoraciones Certificadas por eKomi (partner google)

Siguenos

fitnatura centro de fitness y estética en Madrid