errores dieta paleo

Anteriormente en éste blog de FitNatura, hablamos de los mitos y las mentiras sobre la dieta paleo que andan repartiendo los detractores. Hoy nos damos un poco la vuelta y te advertimos acerca de los errores que muchos fans de ésta dieta cometen, y que tú debes evitar para mantenerte sano con ésta dieta.

#1 Creer que nuestros genes no han cambiado desde el paleolítico

Si bien es cierto que antes del Neolítico la dieta que llevamos durante 2,5 millones de años fue la paleo, también hay que entender que 40.000 años de evolución no son poca cosa tampoco. Los cambios no serán muy visibles, pero están en nuestro organismo.

La esperanza de vida y salud mejoró en aquellos que desarrollaron mayor resistencia a la lactosa y la mayor carga de carbohidratos. El progreso en la civilización aceleró las adaptaciones genéticas, generando mayor cantidad de mutaciones. Por ello las culturas que más sufren con la revolución industrial de los alimentos son las tribus indígenas que empiezan a adaptarse a la vida occidental.

#2 Prohíben las legumbres y cereales

En el neolítico no empezaron a sembrar por mera casualidad. Las personas ya comían legumbres de manera silvestre. Por ello no es pecado consumirlos en moderada cantidad y en su estado natural.

Sin embargo, en el mundo Paleo están aquellos que criminalizan las legumbres y cereales por los supuestos “antinutrientes”: Fitatos y lectinas. Pero recuerden que una dosis moderada es más beneficiosa que peligrosa y que cada persona tiene niveles de tolerancia diferentes.

Un pan integral no es igual a comer una tacita de lentejas germinadas, un cereal industrial “light” no es lo mismo que semillas de chía fermentadas. Una tarta de zanahorias no es lo mismo que una patata. Utiliza el proceso de germinación, remojo, fermentación y hervido para consumir legumbres y semillas beneficiando tu cuerpo y sin salirte de la dieta paleo.

#3 Consumen demasiada tocineta, carne procesada y grasa ilimitada.

Un gran error de ésta dieta es creer que puedes consumir tanta tocineta y chorizos como te dé la gana, pero esto totalmente falso. Por supuesto puedes incluirlos seguido en tus desayunos, pero eso no implica que vas a comerte 200 gramos o más de éstos alimentos a diario.

Si no quieres que los triglicéridos se disparen, opta por alimentos grasos más sanos, tales como el pescado, el aguacate, o piezas de carne con un porcentaje adecuado de grasa.

Evita sobrepasar tus niveles de consumo de grasa; si eres delgado la grasa no te afectará demasiado, pero si tienes sobrepeso la grasa va a acumularse de manera toxica.

De por sí los alimentos grasos son saciantes; deberían controlar tu apetito por largo tiempo así que no debes abusar de ella a menos que pretendas entrar en cetosis. Y aun así es recomendable hacerlo bajo vigilancia de un especialista.

#4 Se mantienen en cetosis constante

La cetosis es beneficiosa para hacer ajustes beneficiosos en nuestro organismo, pero no es el estado metabólico natural del ser humano. Es sumamente importante salirse de la cetósis al menos una semana al mes, para realizar recargas energéticas y poner nuestra maquina orgánica a funcionar a plena potencia indicándole que no estamos en condiciones extremas de supervivencia.

#5 Se atiborran de postres paleos

Cierto que una tarta de chocolate hecha con harina de almendras, huevos, mantequilla, cacao y stevia es muchísimo más sana que una tarta tradicional de harina de trigo, azucares y margarina. No obstante esto no quiere decir que todos los días puedas incluir éste tipo de postres en tu dieta. Una tarta es una tarta y son las piedras de tranca que no te permiten alcanzar los resultados esperados.

Date un gusto de postre paleo el fin de semana, o en los eventos sociales. Pero no lo conviertas en una rutina.

“Quieres iniciar tu dieta paleo con buen pie, consulta nuestro plan personalizado paleo o visítanos en nuestro centro de adelgazamiento en Madrid.”

Etiquetas: , ,

En la tercera edad es importantísimo mantenerse activo, pero no basta con caminar algunos minutos diarios. Los huesos y el tono muscular se va perdiendo con rapidez a medida que envejecemos; por eso es fundamental ejercitarse desde joven para mantener una mejor salud osea y muscular. No obstante si no has llevado una vida muy activa pero quieres mantenerte sano, te recomendamos hacer los siguientes ejercicios para fortalecer huesos y músculos en personas mayores.

#1 Taichi

Esta disciplina asiática es altamente beneficiosa para las personas en la tercera edad. Sus movimientos lentos y pausados evitan los riesgos de una lesión o caída que otros deportes implican.

Al observarlo parece sencillo, pero los movimiento requieren mucho equilibrio y fuerza; poniendo así a trabajar fuertemente el musculo esquelético.

Este arte ayuda a mejorar los síntomas de la osteoporosis, recupera la flexibilidad de la columna, aporta fuerza a los músculos inferiores, mejora el equilibrio, la postura y la concentración. Además ha probado ser desestresante y estimulante.

#2 Trote suave al aire libre

Caminar es muy positivo, pero si queremos fortalecer realmente nuestro tren inferior es mejor que aumentemos ligeramente la intensidad con trotes suaves e intermitentes. No hace falta correr durante 30 minutos seguidos para ver resultados; puedes empezar con intervalos de trote de dos minutos con dos minutos de caminado para descansar. Mantén los intervalos según tu capacidad.

Si lo haces al aire libre, obtienes más beneficios de ésta actividad, como por ejemplo la vitamina de la luz solar, la limpieza de tus pulmones, el estímulo visual y el contacto con otras personas alrededor.

#3 Ejercicios de estiramiento

Para mantener una mejor salud de tus huesos necesitas hacer estiramientos a diario, sobre todo para la columna, que es la estructura que más sufre desgaste y ocasiona más problemas de motilidad en la tercera edad.

Puedes hacer estiramientos tradicionales después de una sesión de calentamiento muscular, o puedes inscribirte en actividades basadas en la flexibilidad, tales como el yoga, Pilates, etc.

#4 Levantamiento de peso

Durante mucho tiempo se ha tenido la falsa creencia de que levantar peso es malo para los niños y las personas de la tercera edad, pero resulta que según estudios actualizados es todo lo contrario y echa por tierra ese mito absurdo.

Ahora hay que tener en cuenta que si eres una persona que nunca ha levantado peso en toda su vida; acondicionarse para empezar a hacerlo requiere guía de un profesional y empezar desde lo mínimo. Aumentar la fuerza e ir aumentando el peso progresivamente.

Se recomienda iniciar con mancuernas si eres muy débil para mejorar poco a poco el tono muscular. Luego ya será posible hacer ejercicios con barra e incluso con el propio peso.

“Si deseas iniciar un cambio en tu vida, mejorando tu salud y calidad de vida en la tercera edad, entonces te invitamos a nuestro centro de salud en Madrid, revisa nuestros planes o acude para recibir tu primera consulta gratuita, te esperamos.”

Etiquetas: , ,

Gases, diarrea, estreñimiento, inflamación, irritación intestinal, mala absorción, etc. Muchas son las consecuencias desagradables de padecer Sobre crecimiento bacteriano. Hoy en FitNatura te ayudamos a entender mejor de que se trata el SIBO, cuáles son las causas y cómo podemos contrarrestarlo lo mejor posible.

¿Qué es el SIBO o Sobre crecimiento bacteriano?

Se trata de un trastorno intestinal, en el cual el intestino delgado mantiene una sobre población de bacterias. (Small Intestinal Bacterial Overgrowth).

Los síntomas no siempre son precisos, pudiendo incluir; distención abdominal, flatulencias, dolor abdominal, diarrea o estreñimiento, pérdida o ganancia de peso.

Cuando la comunidad médica dice que se trata de un “trastorno”, en pocas palabras quieren decir que no hay suficiente evidencia científica para tratarla como una enfermedad. Es decir, no saben las causas exactas, y tampoco hay tratamiento efectivo para curarla.

Esto deja a las personas que lo sufren realmente frustradas. Y más porque precisamente el sobre crecimiento bacteriano se asocia con otros trastornos crónicos, tales como; el síndrome del intestino irritable, el mal de Crohn o la colitis ulcerosa.

Causas del SIBO

Si las estrategias de protección del sistema digestivo empiezan a fallar, la sobrepoblación de bacterias pasa del intestino grueso al delgado. ¿Pero por qué fallan éstas medidas de protección?

Puede haber varias razones. Una de ellas es la baja producción de ácido clorhídrico, bilis y enzimas en el estómago. Estos ayudan a acidificar los ácidos estomacales, matando las bacterias más agresivas. En cambio si el Ph se vuelve alcalino, las bacterias aumentan su crecimiento y se expanden causando problemas.

Otra causa es un inadecuado movimiento intestinal, por lo general tenemos peristáltico durante la absorción de alimento, y luego el de limpieza que se ejecuta en períodos de ayuno. Si cualquiera de las 2 falla, el intestino delgado empieza a llenarse de bacterias.

Por último si hay un problema anatómico que afecte el sistema digestivo o en todo caso una enfermedad autoinmune; esto también puede causar el trastorno de SIBO.

Métodos más efectivos hasta el momento para lidiar con el SIBO

Como hemos dicho antes, lamentablemente no hay una cura definitiva; sin embargo podemos ofrecerte algunos de los métodos que han probado ser más efectivos para tratar éste problema.

  1. Antibióticos, solo bajo estricta vigilancia médica, recordemos que el uso prolongado de antibióticos genera resistencia.
  2. Practicar ayunos intermitentes que permitan darle tiempo al sistema digestivo de limpiarse.
  3. Preguntar a tu médico por el uso de procinéticos para mejorar la motilidad intestinal.
  4. El consumo moderado de alimentos probióticos han estado teniendo resultados positivos en varios estudios, aunque todavía no es concluyente.
  5. Evitar situaciones de estrés y practicar hobbies o actividades estimulantes y divertidas, así como el contacto social mejoran los síntomas.
  6. Descansar y dormir adecuadamente. Evitando las luces de pantallas o artificiales, y los dispositivos electrónicos en el cuarto.
  7. Tomar sol en las mañanas o en las tardes, al menos 10 o 20 minutos diarios.
  8. Mantenerse activos físicamente es indispensable para mejorar el movimiento intestinal.
  9. Dieta baja en carbohidratos fermentables, precisamente para dejar de alimentar las bacterias invasoras. Esto implica limitar los: oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables. Este tipo de dieta es llamada FODMAP.

“Si estás buscando mejorar tu salud, acude a nuestra clínica de adelgazamiento y salud en Madrid, tenemos planes especializados y puedes recibir tu primera consulta gratuita.

Etiquetas: , , , , ,

dieta paleolítica

Acabamos de sacar un plan Paleolítico en FitNatura. Y nos hemos encontrado con personas que tienen ideas erróneas acerca de ésta dieta. Y es que muchos detractores (generalmente respaldados por la industria de alimentos procesados. Han querido ensuciar los beneficios de ésta dieta arrojando mentiras convincentes pero que realmente no tienen sustento. Hoy echamos tierra a esos mitos y preocupaciones para que tengas una mejor idea de lo que implica seguir una dieta paleolítica.

Mito #1 “Es una dieta demasiado estricta”

FALSO. Durante 2.5 Millones de años, ésta fue la ÚNICA  dieta de la que disponían nuestros antepasados. Eso implica 2.5 millones de años de adaptaciones genéticas para tolerarla y sobrevivir con ella. Es una dieta estricta solo si tu deseas tomarla al pie de la letra del hombre de las cavernas.

Nosotros preferimos un enfoque natural. Usamos la dieta paleo como una guía en los cambios de hábitos alimenticios; que permiten bajar de peso saludablemente sin demasiada restricción calórica. Por supuesto aquellos que ya estén delgados y sanos, pero que deseen seguir ésta dieta; no les sucederá nada malo salirse de los parámetros de vez en cuando y darse antojos más “modernos”.

Mito #2 “No es una dieta basada en estudios científicos”

La observación es uno de los principales métodos científicos. Y precisamente de la observación de nuestros antepasados es que se ha concluido lo beneficiosa que es ésta dieta para cualquier persona.

De todos modos, es una falacia tal afirmación. Ya que podemos encontrar estudios científicos de sobra que comprueban la dieta paleolítica no solo es adecuada para personas normales; sino para personas enfermas. Afectadas por diabetes, miopía, obesidad, trastornos autoinmunes, enfermedades bucales, cáncer, anemia, artritis, insomnio, etc.

Mito #3 “La dieta paleolítica es muy baja en carbohidratos y muy alta en carne roja”

Surge como una preocupación basada en las malas concepciones retrógradas acerca de la alimentación.

Resulta que muchas personas creen que los carbohidratos se encuentran únicamente en el pan, el arroz, los cereales y los alimentos hechos con harinas. Cuando el reino vegetal es abundante en carbohidratos mucho más nutritivos y saludables; nos referimos a los tubérculos como la patata, el boniato, las zanahorias, la yuca, también la mayoría de las frutas son ricas en carbohidratos; y casi todas las verduras tienen un gran porcentaje de éste macronutriente y lo mejor es que todos ellos, a pesar de ser ricos en carbohidratos, son bajos en calorías.

Por otro lado, es mentira que la dieta paleolítica se base en el consumo de carnes rojas. Es perfectamente válido el consumo de cualquier proteína de origen animal o vegetal, desde aves, huevos y chanchos, hasta frutos secos o setas.

Mito #4 “La dieta paleolítica acorta la esperanza de vida”

ERROR. Los detractores suelen decir que los hombres de las cavernas vivían mucho menos que nosotros, y entonces le echan la culpa a su dieta. Pero debemos tener en cuenta el entorno de un hombre salvaje, sin acceso a la medicina y las comodidades, no puede compararse con nuestra vida moderna que aumenta nuestra esperanza de vida.

Además si revisamos los datos estadísticos, el hombre del paleolítico tenía en promedio una esperanza de vida de entre 35 a 55 años. Mientras que en el Neolítico, (momento en que aprendemos a sembrar cereales) la esperanza de vida decayó, debido al aumento de las infecciones y enfermedades de todo tipo. Solamente disminuyó la mortalidad en los inviernos, gracias a la conservación de los alimentos que permitían las cosechas.

“Ahora que tienes un mejor panorama de lo que es la dieta paleo, te invitamos a visitarnos en nuestro centro de adelgazamiento en Madrid para recibir tu primera cita gratuita.”

Etiquetas: , , ,

dieta paleo niños

La dieta paleo es una de los regímenes alimenticios al que los seres humanos estamos mejor adaptados. Nuestra genética reacciona muy bien a los estímulos que hemos recibido durante más tiempo. Y durante más de 2.5 millones de años, la dieta Paleo fue nuestra dieta, entonces; ¿Es saludable para nuestros hijos hoy en día? Por supuesto que sí, pero si quieres más detalles acerca de ésta afirmación, entonces sigue leyendo…

Preocupaciones de los padres respecto a la dieta paleo

  • Llevamos cerca de 10.000 años consumiendo cereales y lácteos, ¿No es ese tiempo suficiente para haber evolucionado y que nuestro cuerpo necesite de los mismos para mantenerse nutrido? Sobre todo si los médicos viven recomendando bebidas a base de leche y arroz…

Pues no, no es tiempo suficiente para generar las adaptaciones necesarias, todavía somos sensibles a estos alimentos. De hecho, en vez de hacernos más tolerantes, algunos en su lugar han desarrollado rechazo. Como la alergia al gluten o la intolerancia a la lactosa.

  • ¿El exceso de carnes no será dañino para los niños?

Hay que entender primero que la dieta paleo NO es una dieta hiperproteica. En ésta dieta los macro nutrientes se mantienen en la misma medida que siempre, y puedes ajustarlos según las necesidades de los niños o las tuyas. Carbohidratos, proteínas y grasas, se pueden conseguir sin necesidad de acudir a los cereales o a los lácteos.

  • ¿Si la dieta paleo no permite el consumo de lácteos, a mis hijos les hará falta el calcio?

Es cierto que un solo vaso de leche entera contiene suficiente calcio para satisfacer las necesidades nutricionales de los nichos. No obstante los lácteos no son ni los únicos alimentos que lo contienen, y ni siquiera es la fuente más saludable del mismo. Además si el niño se alimenta en exceso de harinas, azucares, o cereales, crea un entorno alcalino, donde el calcio no puede ser absorbido sino que será expulsado a través de la orina.

Por ello es mejor una dieta rica en vegetales que contienen múltiples minerales y vitaminas, y otros alimentos como legumbres y frutos secos que ayuden al cuerpo a absorberlos.

Dieta paleo de 0 a 18 meses de vida

La lactancia materna exclusiva es la mejor forma de alimentar a tus hijos en sus primeros meses de vida. Si produces suficiente leche, no es necesario darle absolutamente nada mas.

Pero si tienes problemas en éste departamento, o el bebé se niega a mamar, ya sea porque es intolerante o está enfermo. Entonces puedes recurrir a la dieta paleo versión líquida. Zumo de frutas y vegetales sin azúcar, y enseñarle lo antes posible a comer alimentos más sólidos como papillas de verduras o carnes trituradas, el hígado puede ser un gran aliado en ésta etapa.

Evita darle batidos industrializados a base de arroz o cereales. Aun si no quieres seguir la dieta paleo, ya que estos productos son dañinos para salud.

Dieta paleo en los niños a partir de los 2 años

Si desde temprana edad acostumbras a los pequeñines a llevar la dieta paleo, verás que su paladar rechazará las golosinas y bollería sin necesidad de que tú se los prohíbas. Ahora si te has dado cuenta un poco tarde que esos bonitos cereales de colores y casi toda la comida industrializada en el supermercado hace daño a la salud familiar, entonces hay que ponerse creativos para que los niños te sigan la corriente.

Acostumbrarlos en casa a los postres paleo, y la comida sana es vital, pero también es necesario vigilar que en la escuela o con sus amigos no se salgan del carril…

“Si necesitas más consejos para que tus hijos lleven una alimentación sana, o para que toda la familia se una a la dieta paleo. Los invitamos a visitarnos en nuestro centro de adelgazamiento y salud en Madrid. Haz clic aquí para reservar la primera consulta gratuita.

Etiquetas: , ,

Si estás cansado de hacer cada vez más flexiones para ganar fuerza y no tienes tiempo para más repeticiones, entonces has llegado al mejor lugar. Hoy en FitNatura te enseñamos 5 variaciones de flexiones para que tus músculos se esfuercen más y ganen más fuerza reduciendo la cantidad de repeticiones, y lo mejor de todo: NO NECESITAS MÁS PESO.

#1 Flexiones con elevación de rodilla

Esta variación implica concentración, agilidad y fuerza, además te ayuda a reducir la grasa rebelde de los costados abdominales.

Desde la posición inicial de las flexiones tradicionales, abre ligeramente más las piernas. Luego dobla los codos y al mismo tiempo empieza a subir una de tus rodillas hacia el tronco; orientándola un poco hacia el lado pero sin voltear el cuerpo. Mantente abajo unos segundos y luego lentamente vuelve a la posición inicial y repite con la rodilla contraria.

#2 Flexiones con brinco

Las variaciones de flexiones con brinco requieren que seas muy ágil y rápido. Por lo que tus músculos no solamente van a ganar más fuerza sino que mejoraran sus reflejos. Es importante empezar con un leve brinco; ya que las muñecas deben fortalecerse poco a poco para resistir el aterrizaje de tu propio peso.

Empieza posicionando tu cuerpo en plancha. Luego flexiona los codos y prepárate para catapultar tu peso hacia el techo ayudándote con las manos. El movimiento debe ser explosivo y tus brazos deben quedar flotando en el aire, totalmente extendidos. Mientras tus piernas y espalda se mantienen alineados. Cuando la gravedad haga su efecto procura caer primero en las yemas de los dedos y luego el resto de las palmas.

Una vez que te hagas experto con la técnica, puedes incluir un aplauso o más antes de caer.

#3 Flexiones Superman

Las variaciones de flexiones que trabajan tu equilibrio, potencian la capacidad de los músculos para levantar más peso; ya que tienen que adaptarse para evitar las caídas. La más adecuada para éste fin, es la flexión Superman.

Colócate en la posición inicial de una flexión normal. Luego eleva y extiende tu mano al frente, mientras al mismo tiempo elevas la pierna contraria ligeramente hacia arriba. Si eres lo suficientemente fuerte, puedes intentar flexionar el codo de la mano que ha quedado en el suelo. Si no, mantente así un par de segundos y luego cambia las extremidades para repetir el ejercicio.

#4 Flexiones con rotación

Trabaja tu coordinación y dale más trabajo a tus brazos para sostener más peso. Al incluir rotaciones, cada brazo debe aprender a aguantar casi todo el peso por sí solo, a la vez que mantiene el equilibrio.

Empieza haciendo una flexión tradicional, luego al subir rota la cadera hacia un lado y eleva el brazo que queda suelto hacia el techo. Ten cuidado de mantener la alineación espalda/piernas. Los pies deben girar también para evitar lesiones. Luego vuelve a la posición inicial repite la flexión y gira hacia el otro lado.

#5 Flexión con las manos unidas

Al unir las palmas forzamos a nuestro cuerpo a utilizar de manera diferente los grupos musculares de cada brazo. Ayudándote a ganar más fuerza.

Para éstas variaciones de flexiones, debes juntar tus palmas, puños o dedos justo debajo de tu pecho, ni más abajo ni más arriba, o podrías causarte una lesión. Luego flexiona los codos y mantén el equilibrio y la alineación. Evita elevar el trasero.

“Si necesitas más consejos para ganar fuerza o volumen muscular, consulta nuestro planes personalizados, o acude para recibir tu primera consulta gratuita en nuestro centro de musculación y en Madrid, te esperamos.”

Etiquetas: , ,

alimentación según el ciclo menstrual

Los ciclos hormonales en la mujer hacen cambios drásticos en la percepción y utilización de ciertos tipos de alimentos. Si queremos optimizar nuestra alimentación para adelgazar y quemar grasas, una buena idea es tomar en cuenta nuestro periodo. Hoy en FitNatura te enseñamos la adecuada alimentación según el ciclo menstrual para bajar de peso.

Quema de grasa y ganancia muscular en las mujeres

Antes de empezar los consejos en tu alimentación, es importante que sepas un poco acerca de cómo ha evolucionado el cuerpo femenino. Las mujeres estamos programadas para desarrollar la vida de un nuevo ser humano y nutrirlo durante meses. Esto requiere enormes cantidades de energía y por ello somos más propensas a acumular grasa.

Aunque es una cualidad que promueve nuestra supervivencia en épocas de hambruna, hoy en día esas situaciones son poco comunes y tal cualidad no es muy útil. No obstante esto también nos ayuda a degradar menos músculo, de modo tendemos a conservarlo mucho más que los hombres ante cambios en los macros de nuestra dieta.

Alimentación según el ciclo menstrual

Si bien los hombres tienen algunos cambios hormonales durante el día, cuando se trata de periodos prolongados no hay prácticamente ningún cambio significativo. En contraste, las mujeres tenemos picos de ciertas hormonas que cambian por completo nuestros instintos a la hora de alimentarnos.

Fase folicular

Justo al acabarse nuestra menstruación comienza la fase folicular. Lo cual nos hace más sensibles a la insulina, y podemos tolerar mejor los carbohidratos durante éstos días. Aunque eso no quiere decir que te puedes atiborrar de galletas y pan, sino que puedes incluir más tubérculos y granos sin afectar la acumulación de grasas, ya también haces mayor uso de glucógeno durante ésta etapa.

Fase de ovulación

Cuando el óvulo baja al útero, nos encontramos en la etapa más fértil, por lo tanto inconscientemente nos preparamos para la procreación y la interacción sexual, con picos altos de estrógeno. Así se reduce nuestro apetito y podemos aprovechar éstos días para hacer ayunos intermitentes de mayor duración.

Fase Lútea

En ésta etapa se dispara la progesterona, una señal para acumular energía necesaria en la fecundación, aún si ésta no se da. Esto nos aumenta el apetito y nos hace más propensas a los antojos, por lo que estos días son muy problemáticos si estamos a dieta, no obstante nuestro metabolismo se eleva ligeramente ayudándonos a utilizar más la grasa como combustible.

En ésta etapa es recomendable disminuir los carbohidratos, y aumentar el consumo de grasas para satisfacer el apetito. Si los antojos se tornan difíciles de ignorar, opta por snacks de fruta o chocolate negro superior al 75%.

Menstruación

Con el sangrado hay un desplome general de nuestras hormonas, por lo cual sentimos irritabilidad, cansancio y malestar general. Aunado a la perdida de hierro, lo cual hace indispensable aumentar el consumo de vegetales, líquidos y alimentos ricos en hierro y magnesio.

“La periodización de carbohidratos es una estrategia genial si la sincronizas con tu ciclo, te ayudará a bajar de peso más rápido y quemar la grasas rebelde. Te invitamos a nuestro centro de adelgazamiento en Madrid para recibir más información y ayudarte a personalizar tu dieta.

Etiquetas: , ,

comer grasa engorda?

El problema de sobre peso actualmente, además de estar relacionado con una mala alimentación y sedentarismo crónico, también tiene que ver con un pobre conocimiento del organismo. No los culpamos, nuestro cuerpo es una maquina complejísima y convertirnos en ingenieros de nuestro propio cuerpo toma tiempo y dedicación, pero es necesario si queremos estar sanos, fuertes y esbeltos. El concepto de que comer grasa engorda es uno de los mitos más promulgados, y es necesario aclarar la verdad. Hoy en FitNatura lo explicaremos a fondo.

¿La grasa engorda o adelgaza?

Por un lado tenemos a quienes satanizan la grasa, imponiendo dietas ricas en alimentos sancochados, hervidos u horneados, como si fueran la única forma de adelgazar. Por el otro están los fanáticos de las dietas bajas en carbohidratos que exageran los consejos de consumo de grasa, y recomiendan comer bombas adicionales de grasa para adelgazar.

¿Quiénes tienen la razón? Pues ninguno, porque realmente no tienen en cuenta la fisiología de la persona que está siguiendo los consejos.

¿Comer grasa engorda a una persona delgada?

Si eres una persona de contextura esbelta o tu salud es óptima; entonces al comer alto en grasas y bajo en carbohidratos tu cuerpo se mantendrá en su peso normal, o incluso podrías adelgazar al restringir un poco las calorías.

¿Por qué? Esto se debe a que las personas sanas y delgadas son sensibles a la leptina y a la insulina. Le leptina es una hormona que se encarga de mandarle señales al cerebro de que ya se encuentra satisfecho de nutrientes y que no necesita seguir comiendo ni almacenar grasas, sino quemar calorías. Por otro lado la insulina hace todo lo contrario, envía señales al cuerpo de que necesita alimentarse, almacenar grasas y evitar quemarlas en exceso.

Una persona sana hace caso a las señales de ambas hormonas, se alimenta solo cuando tiene hambre y se detiene cuando está satisfecho. Si almacena mayor cantidad de grasas las quema más rápido para volver a su peso normal.

¿Comer grasa engorda a una persona con sobre peso u obesidad?

Las personas con sobrepeso u obesidad, mantienen altos los niveles de insulina y leptina de forma permanente ya que han creado un círculo vicioso.

El exceso de calorías y por lo general alimentos ricos en azucares, hace que nuestro cuerpo segregue mayor cantidad de leptina. Sin embargo la gran cantidad de glucosa que de por sí es muy adictiva invita a seguir comiendo sin tener hambre sino ansiedad. Al mantener la leptina alta de forma crónica nos hacemos cada vez más resistentes a sus efectos.

Por otro lado el exceso de glucosa en la sangre pone a nuestro páncreas a trabajar mucho más para subir la insulina y que este la transporte a las células, pero a medida que aumentamos la ingesta de grasas y azucares, las células se hacen resistentes a la insulina, evitando su consumo como energía y enviándola a almacenarla en los depósitos de grasa.

En conclusión

Es primordial salir del circulo vicioso creado por el exceso de calorías y además calorías dañinas. Empezar a cambiar poco a poco la nutrición a una basada en comida real, también es vital aumentar el gasto calórico a través de la actividad física. Luego al bajar de peso a uno normal, puedes hacer cambios más específicos para mejorar tu salud, en dónde la grasa no representará un peligro.

De cualquier forma te recomendamos no hacer estos cambios sin conocimiento pleno de lo que haces, te invitamos a nuestra clínica de adelgazamiento en Madrid para recibir tu primera consulta gratuita, o también puedes optar por alguno de nuestros planes personalizados. Te esperamos para cambiar tu vida y tu salud para siempre.

Etiquetas: , ,

Hay mucha controversia con la dieta vegana, pero independientemente de los argumentos de cada bando; si has tomado la decisión de ser vegano ten por seguro que puedes hipertrofiar, no obstante hay que tener en cuenta cierto aspectos básicos en tu alimentación, no solamente para aumentar masa muscular sino para no descuidar la ingesta de macro nutrientes y aminoácidos.

¿Qué tipo de vegano eres?

Algunos veganos son más flexibles que otros y dependiendo de ésta característica, te será más fácil o más difícil hipertrofiar. Si te permites los lácteos y los huevos tu alimentación para aumentar masa muscular puede apoyarse en el consumo de leche y huevos.

En cambio si eres más estricto, tendrás que buscar alimentos que sustituyan con creces las proteínas y calorías fáciles de conseguir en el reino animal. Por ejemplo los frutos secos y los granos.

¿Qué tipo de cuerpo tienes y cómo hipertrofiar siendo vegano?

Ahora debes tener en cuenta también tu condición genética y física.

Si eres de tendencia ENDOMORFA es mucho más fácil para ti hipertrofiar; pero tendrás que tener cuidado con los excesos de carbohidratos y comida chatarra. No es lo mismo ser vegano que comer sano. Basa tu alimentación siempre en comida real, eso incluye hortalizas, verduras, frutas, vegetales, granos, y tubérculos. Opta por aquellos ricos en proteínas como los champiñones, el brócoli, la coliflor, el repollo, los garbanzos, etc.

Si eres ECTOMORFO aun con una dieta omnívora será difícil hipertrofiar, pero no imposible. Recomendamos que incluyas gran cantidad de lácteos y huevos orgánicos, pues es la forma más sencilla de alcanzar las calorías que necesitas para engordar e hipertrofiar sanamente. Aproximadamente necesitarás consumir cerca de 5000 calorías diarias de alta calidad para hacer crecer tu musculatura, cosa muy compleja si solo consumes vegetales. Y créenos, comer pasteles y galletas no te ayudará en éste sentido.

Si perteneces al grupo de los MESOMORFOS estás de suerte. Tu cuerpo tiene una mejor genética dado que no es propenso ni a engordar ni adelgazar demasiado. Tu dieta vegana o vegetariana puede restringir por completo la proteína animal, no obstante recuerda que debes revisar los macros, comer más grasas, frutos secos y granos te ayudará a mantener la energía y reparar los tejidos para hipertrofiar.

No descuides el ejercicio

Sin un apropiado entrenamiento, el exceso de calorías te ayudará solo a engordar o en todo caso sentirás malestar al no poder quemarla apropiadamente.

Si quieres lograr un músculo fuerte y cada vez más grande es preciso un entrenamiento que aumente tu fuerza y al mismo tiempo resistencia muscular.

Un entrenamiento solo basado en fuerza no será suficiente para hacer crecer el musculo; el cual necesita romperse y durante la reparación del tejido hacerse más grande para resistir los próximos desafíos. En pocas palabras, debes levantar suficiente peso (entre 80% y 90% de tu 1RM) y hacer suficientes repeticiones para desgarrar el tejido muscular. Esto ronda entre 2 y 3 series de 3 y 15 repeticiones dependiendo de tu meta y capacidad.

“Si necesitas información personalizada para hipertrofiar siendo vegano; te invitamos a venir a nuestro centro de musculación y salud en Madrid. O consultar nuestros planes, estaremos encantados de ayudarte a alcanzar tus metas y mantenerlas para siempre.»

Etiquetas: , ,

¿Es el queso un buen alimento o debemos moderar o eliminar su consumo? Hoy en FitNatura te aclaramos ésta duda que ha generado mucha controversia desde su creación.

El queso es un alimento relativamente nuevo para nuestros genes, surge de aprovechar la leche de otros animales cuando aún no tolerábamos la lactosa. La fermentación de la leche, hizo posible el consumo de quesos y yogures que aportan ciertos beneficios para nuestra microbiota intestinal, y nutrientes como la proteína y la vitamina B12.

Sin embargo nuestra errada convicción por años de que la grasa era el origen de los problemas cardiovasculares, execraron los quesos por su alto contenido graso y calórico.

Hoy en día tenemos pruebas científicas de lo contrario, no obstante hay muchos tipos de quesos y no todos aportan los mismos beneficios, sino que también manejan ciertos riesgos… Hoy hablaremos un poco de todo al respecto, aquí.

Beneficios del queso

El queso es una rica fuente de proteínas, además tiene vitaminas y minerales, lo que lo convierte un alimento real y saludable. Incluso a pesar de su alto contenido de grasa saturada y colesterol, éstos no perjudican nuestro perfil lipídico, sino que lo mejora. Algo así como el aguacate o el aceite de coco.

De hecho un estudio que analizó a un grupo de personas durante 10 años, encontró una relación inversa entre el consumo de queso y las enfermedades cardiovasculares. Otros estudios lo asocian con menor riesgo de síndrome metabólico, y no le hayan relación con la hipertensión ni el sobrepeso.

Además el queso es un alimento probiótico. Sobre todo los quesos tradicionales y artesanales ya que cuentan con una serie de bacterias saludables para nuestro organismo. Aunque el yogur y el kéfir siempre serán más recomendables en ese sentido, porque tienen mayores cantidades.

Se ha encontrado que el queso es efectivo también para prevenir las caries, y también promueven la producción de butirato, ayudando a tener una mejor salud intestinal, o a reducir las inflamaciones.

El buen queso también está ligado a tasas más bajas de cáncer de mama, gracias al ácido linoléico conjugado.

¿Cuáles son los quesos más saludables?

No todos los quesos pueden hacer gala de los beneficios mencionados anteriormente. Mientras más procesado sea para salir al mercado, más riesgos en su consumo. Mientras más artesanales más saludables para el organismo.

Por otro lado, tus genes siempre serán más tolerantes con lo que tus ancestros hayan consumido en mayor cantidad. Por lo tanto prioriza los quesos tradicionales de tu país o cultura ancestral.

La maduración queda a tu elección, algunas personas toleran mejor los quesos madurados, otros los más frescos, mientras tengan un origen natural, los beneficios son reales.

Los quesos más grasosos son mejores para tu corazón, gracias a su aporte de vitamina K2 y colesterol bueno, también los quesos azules que incorporan hongos Penicillum y además contribuyen a reducir el riesgo de infecciones.

“En resumen los quesos naturales son efectivos para una buena salud, siempre que los consumas con moderación, una media de 40 gramos diarios es ideal, pero aléjate de los quesos fundidos, en polvo o en frascos. Si necesitas más información acerca de tu dieta, consulta nuestros planes o visítanos en nuestro centro de adelgazamiento y salud en Madrid”.

Etiquetas: , , ,

Valoraciones Certificadas por eKomi (partner google)

Siguenos

fitnatura centro de fitness y estética en Madrid