Etiqueta: alimentación

fitnatura-adelgazar-saludablemente

Estudiantes de la Facultad de Medicina y Psicología en la Universidad Autónoma de Baja California, se propusieron analizar diversos estudios realizados alrededor del mundo para determinar si el automonitoreo podía ser determinante en la pérdida de peso y lo que encontraron se considera como evidencia suficiente de que nuestra consciencia y autoridad sobre el control de la nutrición y entrenamientos  puede ayudarnos a lograr nuestras metas de manera más eficiente.

El análisis compiló los datos de 6 estudios aprobados, cuyas poblaciones contaban entre 50 y 330 personas, en edades adultas que iban desde los 18 años hasta los 74 año, a quienes durante más de 8 meses se les registró el IMC y el peso.

Los resultados arrojaron que el grupo de control había perdido entre 1 y 2 kilos de forma progresiva, sin embargo aquellos que monitoreaban sus propios avances, habían perdido entre 1 y 6 kilos progresivamente, independientemente de la actividad y el tipo de nutrición parece ser que somos más eficientes si mantenemos un automonitoreo de nuestra actividad física, nutrición y logros.

¿De qué se trata el automonitoreo?

En FitNatura somos fieles creyentes de formar a las personas en nutrición y actividad física de modo que las personas puedan cambiar sus vidas para , el automonitoreo por tanto, creemos que aporta una rutina excelente para mejorar tu salud, bajar de peso y mantenerte en forma, el cual consiste en llevar un control de tu ingesta alimenticia y actividad física, así como los progresos en el tiempo.

Paso 1 Planificación

Antes de empezar cualquier proyecto debemos tener claro cuáles serán las metas, los métodos y estrategias para alcanzar nuestros propósitos en un tiempo determinado, en pocas palabras debes establecer un peso y medidas reales a las que puedes llegar en un periodo establecido, que tipo de alimentación llevaras semanalmente, que alimentos vas a sustituir o eliminar, si implementarás días de limpieza de toxinas etc. Por otro lado debes programar un entrenamiento rutinario que te ayude a alcanzar el objetivo.

Paso 2 Recopilar información

Diariamente sería bueno registrar en un diario (Ya sea en tablet, laptop, o cuaderno) lo que has comido durante el día y los ejercicios realizados con éxito, asimismo de forma semanal, tomar nota del peso, IMC  y medidas antropomórficas.

Paso 3 Reconfiguración y ajustes del plan inicial

Al observar y analizar los datos recopilados semanalmente, podemos notar si estamos por buen camino o si debemos hacer ajustes. (Las mujeres deben tener en cuenta que dependiendo de su ciclo menstrual pueden estar acumulando líquidos, lo cual les hace subir de peso momentáneamente y no significa que estén haciendo algo mal.)

Recomendaciones Generales

Si no te sientes preparado para llevar tu propia rutina de automonitoreo nosotros estamos aquí para ayudarte en cada paso del camino, es difícil emprender una tarea como esta si no se tienen los conocimientos necesarios para planificar estrategias de adelgazamiento.

Nuestros diversos programas en FitNatura, están enfocados en enseñarte todo lo necesario para que más tarde tú puedas alcanzar tus propósitos sin ayuda, nuestros expertos en nutrición te enseñaran a hacer la compra de alimentos y cocinarlos apropiadamente, mientras que nuestros expertos en deportes te motivan y demuestran lo divertido y energizante que pueden resultar los ejercicios, y lo eficiente que resultan si se hacen correctamente. Al mismo tiempo te preparamos terapias, masajes y tratamientos reductores para potenciar los esfuerzos que estas llevando a cabo.

Por último semanalmente llevamos un registro completo de tus avances y te enseñamos a llevarlos a cabo, como si esto fuera poco, la mayoría de nuestros programas te regalan además una pulsera de actividad, ideal para empezar el automonitoreo de tu actividad física.

Etiquetas: , , , , ,

evolucion-alimenticia-fitnatura

Hace poco más de 5 millones de años que el ser humano habita el planeta, en ese tiempo hemos logrado alcanzar la cúspide de la civilización, no hay otro animal en el planeta que si quiera se haya acercado a nuestro ritmo de vida y nuestra tecnología, de igual manera la forma de alimentarnos evolucionó progresivamente, no obstante hoy por hoy nuestras comidas no representan un avance saludable sino todo lo contrario.

La época prehistórica nos narra cómo pasamos de ser carroñeros a ser una sociedad civilizada. El australopitecos era recolector, pasaba gran parte del día recogiendo, frutos rastreros, también bayas y en ocasiones sorbía los tuétanos de animales muertos, también comía insectos y moluscos, esa era su dieta en general, sin embargo al ser débil y no representar peligro para los depredadores, el australopitecos formaba parte de la dieta de otros animales.

No fue sino 2.6 millones de años atrás, que apareció el homo habilis, quien cansado de la dieta recolectora y de ser la víctima, hizo uso de las primeras armas rudimentarias, piedras y lanzas, que hicieron de él un cazador más eficaz, ingresando un 50% de carne cruda a su dieta.

Más tarde con la aparición del homo erectus y el descubrimiento del fuego hace alrededor de 1.8 millones de años, la carne chamuscada y azada se hicieron bastante populares, tardaron milenios en descubrir otros usos del fuego como lo es el hervir, freír u hornear. Sin embargo el fuego fue el primer gran paso para hacer de la alimentación algo más que solo nutrientes.

El hombre neandertal por su parte hace 100.000 años atrás hizo grandes avances en la cacería y la siembra, ya que perfeccionó las armas y descubrió la utilidad de los cereales y granos para las épocas de escasez, ya que los cereales y granos podían guardarse secos y comérselos meses más tarde, también descubrió que al plantar semillas en el suelo la misma crecía y aportaba los frutos tiempo más tarde, gracias a ello los neandertales se caracterizaron por ser sociedades más civilizadas capaces de almacenar comida, organizar los periodos de siembra y sobre todo compartir la comida y no pasar hambre.

Luego implementó los primeros métodos de pesca, hace alrededor de 35 mil años, acunando este nuevo aporte alimenticio a su dieta. Los nuevos aportes nutritivos durante la prehistoria tuvieron mucho que ver con el desarrollo cognitivo ya que con mayor diversidad nutricional el cerebro pudo evolucionar de forma efectiva.

El homo sapiens superó a todos sus antepasados y dio pie a nuevas tendencias culinarias, entrando ya en el periodo de la historia humana, donde la comida y su preparación varían completamente de un territorio a otro.

El pueblo egipcio por ejemplo dividido en clases sociales, también dividió los alimentos, la realeza y las personas adineradas se daban el lujo de comer carnes, mientras que la mayoría del pueblo debía conformarse con legumbres y granos, este pueblo era un productor agrícola ejemplar así que las frutas como las sandias, uvas, dátiles y pepinos se conseguían en abundancia, pero dejaron de lado los lácteos para dar lugar a la cerveza.

Los hebreos por otro lado al no tener agua potable se hicieron amigos de la leche y el queso fresco, eran partidarios también del vino, el pan y las legumbres que sembraban, mientras que la carne de cordero y buey solo se consumía en fiestas u ocasiones especiales.

Los griegos por su parte son los padres de la cocina occidental, fueron los primeros en usar especias como condimentos, amaban las proteínas animales, tanto blancas como rojas, con ellas prepararon los primeros guisos y platillos condimentados, e Hipocrates fue el primero en señalar los aportes nutricionales de los alimentos.

Si los griegos amaban la carne, los romanos revolucionaron la cocina con los vegetales, añadiendo los que hasta ese momento jamás se habían considerado como alimentos, a diferencia de otros pueblos los romanos comían tres veces al día y eran conocedores de los usos de la levadura para hacer un tipo de pan más suave y esponjoso.

Con la entrada a la edad media se hizo hincapié en los sabores, la delicadeza, el tiempo de preparación, la cantidad y la variedad de ingredientes, incluso el Rey Juan de Inglaterra fue el primero en promulgar una ley concerniente a ello, más tarde en la edad moderna se acuñaron otros nuevos alimentos como el cacao y el café provenientes de América, inventándose nuevas recetas tanto para las clases privilegiadas que contaban con los alimentos en su estado original, como los esclavos y el pueblo que muchas veces se alimentaba de las sobras y se las ingeniaban para crear nuevos platillos a partir de estas.

La edad contemporánea, concretamente el siglo XX marcó un hito en la gastronomía haciendo de esta un arte, restaurantes rivalizando para preparar los mejores platillos de su especialidad, chef que hacen magia con los ingredientes, competiciones a nivel mundial, eventos gastronómicos de alto prestigio etc. Todo bien hasta aquí, podemos decir que en este punto llegamos al tope, hasta que el dinero y la búsqueda acelerada del mismo corrompió la belleza de la comida al menos en la mayoría de las personas.

El auge económico que tuvo el negocio culinario, los avances de la revolución industrial y el ritmo cada vez más acelerado de vida, dieron pie a la apertura de nuevos tipos de restaurantes; locales de comida rápida y puestos informales de comida, además de la salida al mercado de infinidad de productos procesados, que ahora colman nuestros supermercados y más que nutrir solo nos llenan y nos hacen adictos a ella.

Nuestro cuerpo aún no ha asimilado de forma efectiva la digestión de estos productos, nos estamos saturando sobre todo de azucares, la obesidad, la hipercolesterolemia, la tensión alta, el estrés, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y el Alzheimer desbordados del siglo XXI son producto de la mala nutrición hoy en día.

Es hora de cambiar, ¡reacciona! Toma conciencia de lo que le das de comer a tu cuerpo.

Etiquetas: , , , , ,

Valoraciones Certificadas por eKomi (partner google)

Siguenos

fitnatura centro de fitness y estética en Madrid