Etiqueta: ciclo circadiano

Anteriormente hemos hablado del ciclo circadiano y su importancia para la salud de un adulto. Sin embargo cuando te haces padre es importante tomar en cuenta los ritmos circadianos de los bebés y más tarde de los niños, que no son exactamente iguales a los nuestros y necesitan vigilarse con atención para evitar trastornos de salud que parecen ser cada vez más comunes hoy en día.

Hoy en FitNatura hablaremos de cómo saber si el ciclo circadiano de tu hijo funciona de manera adecuada, también los signos de alertas y cómo evitar trastornos relacionados.

Ciclos circadianos de los bebés

Circadiano, significa “cerca de un día”. Un ciclo circadiano, tiene que ver con nuestra actividad durante las horas de vigilia y las horas de descanso. En un adulto, lo normal es mantenerse activo mientras la luz del sol brille, y descansar en las horas nocturnas. Pero en los recién nacidos es diferente.

Un bebé necesita muchísimo descanso, pero también necesitan alimento con más frecuencia, esto hace que su ciclo actué de manera intermitente entre el descanso y la vigilia, repitiéndose varias veces al día, cerca de 6 veces por día hasta los 3 meses.

A partir del tercero o cuarto mes, el niño comienza a regularse y disminuir la frecuencia de alimentación. Haciendo que cada ciclo dure más tiempo, y se repita cerca de 4 veces por día. Es al sexto mes cuando el bebé empieza a regular su ciclo circadiano para dormir corrido en las noches, y suplementar con algunas horas de siesta durante el día.

Ciclo circadiano de los niños

El ciclo de los niños también consiste en el descanso nocturno y actividad intensa con la luz del sol, sin embargo éstos necesitan más horas de sueño que un adulto, que deben comenzar más cerca del atardecer que del amanecer para una salud óptima.

Efectos negativos de un incorrecto ciclo circadiano

Cuando los bebés o los niños se salen de los parámetros que hemos señalados, esto puede indicar fallas en su salud, las cuales afectarán su crecimiento y desarrollo, su cognición e incluso su comportamiento.

Señales de que tu hijo puede estar sufriendo un trastorno del ciclo circadiano

Cuando tenemos un bebé, como padres podemos mantener un control preciso de lo que hace. Pues debemos estar ahí para él las 24/7. Pero cuando crecen y tienen cierta independencia, a veces senos pasan por alto cosas que pudieran estar afectando su ciclo de descanso y actividad física.

La señal más obvia es notarlos cansados o con sueño en las horas del día. Signo de que no han dormido bien durante la noche, ya sea por estar frente a una pantalla, o tener algún problema de insomnio.

La disminución del apetito y el sobrepeso en otros casos; puede indicar que pasan mucho tiempo inactivos durante las horas de vigilia. Ocasionando que su ciclo de descanso se traslade a las horas del día, alterando su metabolismo.

El comportamiento irritable y la apatía pueden ser síntomas de una alteración del ciclo circadiano, y deben analizarse a profundidad para saber exactamente cómo se está provocando.

Consejos para que tus hijos se mantengan saludables

Para que su ciclo se mantenga estable y adecuado es importante vigilar que se acuesten temprano a dormir; alejados de cualquier distracción que pueda afectar el sueño durante la noche.

Vigilar que su alimentación sea saludable y le aporte la nutrición necesaria para su crecimiento, quema de energía y cognición. Evitar los productos procesados al máximo y acostumbrarlos a hidratarse regularmente.

Promover la actividad física durante el día es la mejor forma de ayudarles a regular su metabolismo; promover un adecuado crecimiento y asegurarse de que en la noche descansen profundamente.

“Para más detalle, consulta nuestro plan de salud para niños. o visita nuestro centro de adelgazamiento y salud en Madrid para recibir tu primera consulta gratuita.”

Etiquetas: , ,

El ciclo circadiano no es más que nuestro ritmo biológico, determinado por nuestro tiempo de actividad y tiempo de descanso, este se encuentra presente en todos los seres vivos incluyendo las plantas, solo que en cada especie es diferente, por ello algunas criaturas son más activas durante la noche y otras durante el día, ahora bien, ¿Cómo podemos aprovechar esto para nuestro propio beneficio?

Para ello tendremos que hablar un poco sobre nuestra evolución.

La Evolución del hombre y el ciclo circadiano

Las criaturas primitivas originaron este ciclo dentro de sus células para proteger la réplica del ADN, ya que los rayos ultravioletas que irradia el sol eran negativos, así que la actividad se relegó al periodo nocturno.

Los seres humanos regulamos nuestros relojes biológicos a partir de esta función, de modo que las glándulas suprarrenales produjeran ciertas hormonas durante el día y otras durante la noche, tal es el caso del cortisol que se segrega durante el día para activar nuestro metabolismo, y la melatonina segregada por la noche para inducirnos sueño y poder descansar.

El hombre prehistórico necesitaba ocultarse durante la noche de otros depredadores nocturnos, así que se escondía en cuevas u otros escondrijos para protegerse, al mismo tiempo se resguardaba de las bajas temperaturas que se sentían a esas horas, creando así una rutina estándar de inactividad durante la noche.

En cambio durante el día se aprovechaban las horas de luz para poder conseguir comida, ya sea cazando, cosechando o pescando, por lo cual tenían que estar muy activos durante todas las horas de luz.

Este ciclo se continuó durante miles y miles de años, acondicionando a nuestro cuerpo a sobrevivir y funcionar de esta manera, de hecho esto había sido así hasta hace apenas algunos años. El trabajo se hacía durante el día y se descansaba durante la noche, pues aunque no tuviéramos que escondernos del frio y las bestias, no poseemos una visión adaptada a la oscuridad para emprender una actividad a oscuras.

Problemas con el ciclo circadiano actualmente

Hablando en términos recientes, la tecnología nos ha sumido en una nueva forma de vida, la noche ya no es un lapso de tiempo oscuro, desde que tenemos electricidad podemos disfrutar de muchas actividades nocturnas, lo cual ha dado pie a empleos, eventos y estudios a dichas horas, y esto genera que se compensen los ciclos de descanso durante el día.

Aunque suene sencillo, nuestro cuerpo no ha evolucionado para soportar este cambio de un siglo para otro, así que sufrimos las consecuencias de ir en contra de nuestros ritmos naturales, ¿Cuáles? Pues el Sobrepeso, dolores de cabeza, desórdenes alimenticios, todo tipo de insomnio, alteraciones hormonales, etc.

¿La solución?

Ayudar a nuestro cuerpo a seguir el ciclo tal como está programado evolutivamente para funcionar, esto significa en principio; seguir una dieta regular y balanceada con alta cantidad de proteínas y verduras, única y exclusivamente mientras la luz de sol este presente, es decir, entre las 5:30 am y 5:30 pm aproximadamente (en algunos países puede variar). Esto es fundamental para no sobrecargar nuestro sistema digestivo, darle la oportunidad de descansar y proporcionarte el sueño que necesitas para poder dormir profundamente.

Otro consejo es aumentar nuestra actividad física durante el día, ya que la inactividad o el sedentarismo no es algo normal en nuestro organismo, estamos programados para soportar horas y horas de carga física, de modo que si no consumes dicha energía, es muy probable que ganes sobrepeso, por lo cual es fundamental hacer ejercicio regular durante el día, ya sea una vez o varias veces al día para lograr un efecto aún más positivo.

Aunque suene repetitivo, la dieta balanceada y el ejercicio es esencial para mantenerse en forma y lograr una buena salud, pero hacerlo a las horas correspondientes es definitivamente una ventaja declarada por la evolución.

Etiquetas: , , , , , , ,

Valoraciones Certificadas por eKomi (partner google)

Siguenos

fitnatura centro de fitness y estética en Madrid