evitar tentación

Trucos para evitar la tentación de los alimentos dañinos

Aquí en FitNatura realmente no paramos de decir lo bueno que es consumir comida real, vegetales, legumbres y frutas. Pero seguramente cuando una suculenta tarta de chocolate pasa frente a ti, todo lo que decimos parece quedar muy oculto en tu cerebro. Y es perfectamente normal sentir la tentación por alimentos dañinos que lucen espectaculares. Así que hoy te damos varios consejos para ayudarte a rechazarlos.

#1 Que tu cerebro sea el líder y no tus emociones

Todo ser humano cuenta con un cerebro mamífero y un sistema límbico, en el primero se aloja el análisis, la consciencia, y la inteligencia. En el segundo se desarrollan las emociones. El cerebro tiene un nivel de pensamiento más elevado, en cambio el sistema límbico es instintivo y se ocupa solo de sobrevivir y proteger la descendencia.

Hace 10 mil años el sistema límbico nos zafaba de la muerte, obligándonos a comer, reproducirnos y buscar refugio. Pero hoy en día su trabajo no es tan importante, ya que en nuestra sociedad no enfrentamos situaciones tan precarias. Es por ello que aunque nuestro sistema límbico nos esté gritando y casi empujándonos a comernos esa tarta de chocolate, realmente no la necesitamos.

Para hacer que nuestro cerebro analítico sea el líder de las decisiones y aplaque los gritos del sistema límbico. Es vital entrenar nuestras emociones, racionalizar lo que hacemos y no dejarnos llevar tan fácilmente.

#2 Pensar en las recompensas posteriores y no las inmediatas

¿Si te dijeran que puedes recibir 1000 Euros en éste momento o esperar un año y recibir 100.000 Euros que harías?

Esa es la diferencia entre recibir el placer de la tarta de chocolate ahora, o disfrutar de un cuerpo esculpido y atlético en un tiempo.

Ayuda mucho mantenerte concentrado en la meta, visualizarla y pensar en las consecuencias de caer en la tentación.

#3 Ten claro tu objetivo y el plan para alcanzarlo

Si no te comprometes ni tienes un plan claro para alcanzar tu objetivo, es muy fácil que tus emociones lleven las riendas de tu situación. No podrás jamás llegar a la meta si no sabes cuál es, ni la ruta para llegar a ella.

#4 Tomar nota de tu progreso

Se ha comprobado que quienes toman nota de su progreso, alcanzan más fácilmente sus objetivos.

Esto es porque sientes que estás recibiendo pequeñas recompensas en el camino, y así tus emociones se enfocan en seguir adelante evitando la frustración.

Esto aplica en tus medidas corporales y la talla de tu ropa, tu peso, la cantidad de fuerza ganada, la ganancia de músculo y la perdida de grasa.

#5 Empieza fácil y recompénsate por tu esfuerzo

Es común que la ansiedad nos distraiga de la meta, solemos pensar lo difícil, rudo arduo y extenuante que será hacer ejercicio, o lo frustrante que será la dieta. Por eso es importantísimo ir poco a poco, que tu entrenamiento sea fácil al principio, y tu dieta no sea tan estricta, el progreso debe ser escalable en el tiempo.

A la vez hay que recompensarnos cada vez que avanzamos en el camino, para sentirnos más felices con “los sacrificios” que hacemos. Eso sí, los premios no deben ser dañinos. Por ejemplo puedes comprarte ropa cada vez que cambies de talla de pantalón, o darte un masaje después de un fuerte entrenamiento.

“En fin, evita la tentación pensando en tu “yo” del futuro. ¿Estarás feliz en un año después de haberte comido todas esas tartas de chocolate? Probablemente no. Y no olvides que si necesitas ayuda, siempre estaremos aquí para ayudarte con nuestros planes personalizados. Visítanos en nuestro centro de adelgazamiento en Madrid”.

Etiquetas:

Valoraciones Certificadas por eKomi (partner google)

Siguenos

Dirección

fitnatura centro de fitness y estética en Madrid